Berriozar,Educación,Igualdad,Mujer

Caminando día a día hacia una sociedad igualitaria

4 Abr , 2017  

El pasado 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer, recordando así a aquellas 146 mujeres que fueron encerradas y devoradas por las llamas en la fábrica que trabajaban cuando estaban en una jornada de huelga del sector textil en Nueva York

Para muchas mujeres este día no es una celebración alegre sino la conmemoración de un trágico evento. Además, el 8 de marzo se está llenando de polémica, ya que queda más patente la discriminación que las mujeres sufren en la sociedad actual y algunos medios de comunicación dejan más en entredicho la causa de la lucha, llenando sus tertulias con una alta participación de mujeres o entrevistando a las más destacadas, haciendo que la presencia de la mujer sólo se vislumbre ese día
Por eso mismo, desde el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Berriozar, siguen reivindicando este mes, con mas énfasis si cabe, la visibilización de las mujeres y dando a conocer las desigualdades que éstas sufren por no vivir en una sociedad igualitaria.
Por ello, el consistorio desarrolló, como viene haciendo en ediciones anteriores, una amplia programación dedicada a la mujer durante todo el mes de marzo, en la que se desarrollaron numerosos actos para recordar que esa desigualdad existe y que el camino hacia la igualdad de género continúa: teatro, charlas y jornadas festivas y reivindicativas fueron algunas de las actividades que se desarrollaron durante todo el mes.
A disposición de las vecinas y los vecinos de nuestra localidad, el Área de Igualdad dispone de un servicio jurídico y otro psicológico. Al frente de ellos se encuentran la letrada Susana Fernández y la psicóloga Felicidad Muñoz, encargadas de atender y de dar apoyo a todas las personas que acuden con sus dudas al Ayuntamiento de Berriozar.
Estas dos componentes del equipo fueron las encargadas de dirigir la charla de corresponsabilidad que se llevó a cabo en el Kulturgune el 14 de marzo, martes, bajo el titulo “Mujeres y hombres, ¿quién cuida?”
En la charla se presentaron datos de los avances que se han llevado a cabo en la corresponsabilidad durante los últimos años, no muy esperanzadores, pues aunque se ha avanzado en el tema, las estadísticas dejaban el dato de que los hombres habían subido en 20 minutos el tiempo de dedicación al cuidado del resto de los miembros de la familia (padres, madres, suegros, suegras, hijos e hijas), liberando de esos 20 minutos a la mujer; aunque pueda parecer un logro, lo cierto es que esto no es suficiente, pues ha llevado 10 años de esfuerzo.
Y según las estadísticas, la mujer sigue dedicando de media 4 horas más al día en esas labores, que los hombres, de hecho en los países nórdicos que se tienen como ejemplo de conciliación y corresponsabilidad, la mujer sigue dedicando una hora más al día en estas funciones.
A partir de estos datos y muchos otros, Felicidad y Susana lanzaron preguntas a los asistentes dejando al descubierto que la diferencia entre el hombre y la mujer es aún abismal, y está claro que dependiendo de cada situación de cada familia, pues no se puede generalizar. Pero, y esto es tan sólo un ejemplo, si la mujer es la que deja de trabajar por disponer de un sueldo menor que el de su pareja y se dedica a la crianza de los niños, sus derechos se ven aún más mermados, pues no solamente abandona su trabajo, sino que también pierde tiempo de cotización y con ello sus futuros derechos, que siguen sumando en el lado masculino.
Con esta charla sobre la corresponsabilidad ha quedado claro que el camino hacia la igualdad todavía tiene un gran recorrido que realizar en muchos ámbitos de nuestra sociedad, y que aunque poco a poco se están tendiendo puentes para superarlos, la situación sigue siendo discriminatoria hacia el lado de las mujeres. Con el esfuerzo de todas y todos esto puede ir cambiando y mejorando.

TEXTO Y FOTO: IÑAKI VERGARA

Otro de los actos organizados en la campaña de sensibilidad en torno al 8 de marzo tuvo lugar en el Auditorio. Allí se representó, el domingo día 5, la obra de teatro Ovarios verdes fritos a cargo de la compañía Pikor. Durante aproximadamente hora y media su directora, guionista y actriz Belén Nevado, en el papel de la sexóloga Mastur Batetu Catalina, con un humor provocativo, feminista que rompe varios tabús, instruye al público en una serie de ejercicios para obtener un fuerte suelo pélvico como base para construir un poderoso techo mental. Con un lenguaje directo, informal y sin prejuicios, este show teatral consiguió divertir y no dejar indiferente a los asistentes. El punto y final lo puso un homenaje a Tina Turner, seguramente poseedora de un robusto suelo pélvico, como un icono y estandarte de superación y enaltecimiento de las mujeres.

Texto: Marian Baos (momufela) • Foto cedida por el área de igualdad.


Comments are closed.