Berriozar,Educación,Vecin@s

CAMINO HACIA LA ESCUELA

23 Oct , 2017  

Con el inicio del curso, se ha puesto en marcha el proyecto “Camino escolar – Eskola Bidea” que consiste en acompañar a los y las alumnas que quieran ir andando a la escuela desde el centro de la localidad

En junio de 2012 los y las alumas de los colegios Mendialdea I y II conocieron la noticia de que el curso siguiente no contarían con servicio de transporte escolar gratuito. Entonces, ya hubo una persona, Patxi Grande vecino de Berriozar que diseñó un proyecto de caminos escolares al que bautizó Pedibús/Oinbus. Hace algo más de un año tanto desde el centro escolar como de la comisión de educación del ayuntamiento volvió a surgir el interés por la recuperación del proyecto. Tenemos varios objetivos, primero educar y crecer en hábitos saludables, también colaborar en la conservación del medio ambiente libre de humos de coches, fomentar la autonomía y relación de los y las escolares, establecer lazos intergeneracionales buscando el acompañamiento de los mayores, etc.
En el diseño de este proyecto de Camino escolar – Eskola Bidea, han participado el Ayuntamiento, las Apymas de primaria, la dirección de ámbas escuelas y policía municipal. Entre todas estas entidades han diseñado la ruta más segura para ir a los centros escolares así como los puntos de encuentro, el logotipo del proyecto y la manera de efectuarse el trayecto.
COMIENZO DE LA RUTA
Para conocer de primera mano el proyecto, hemos acompañado junto a la concejala de educación, Saki Origosa, a los y las estudiantes durante su recorrido. El primer punto de encuentro es en la calle Etxaburua, frente a la biblioteca de Berriozar, a las 8:30 de la mañana. En las cuatro paradas que hay durante el recorrido, los y las participantes verán unos círculos rojos y blancos en los que dentro de poco se colocará el logo del proyecto, diseñado por un padre. La persona encargada de acompañar a los y las pequeñas a la escuela es Amaia, trabajadora también del comedor escolar. Lleva puesto un chaleco reflectante y una señal para señalar que avancen o que paren a los menores cuando cruzan una vía. A las 8:30 comienza el recorrido con una docena de alumnos y alumnas hasta el siguiente punto de encuentro (8:35) situado en Lantzeluze, donde el grupo aumenta. Tal y como nos comenta Saki, “hace 4 o 5 años, cuando quitaron el transporte escolar, la gente no estaba preparada para afrontar este proyecto, sentíamos impotencia y mucha rabia, ya que sin contar con nadie decidieron quitar el servicio de transporte escolar gratuito”.
Ortigosa comenta que aunque el proyecto de caminos escolares ya tenía un diseño, no fue hasta hace un año cuando se retomó el tema. “Por una parte, porque desde la escuela nos transmitieron el interés existente y por otra porque un grupo de madres se implicó entorno a ese tema”.
A las 8:38 llegamos a la tercera parada, situada entre la avenida Berriozar y Cañada Real de las provincias. El grupo cada vez es más numeroso y al llegar a las escaleras del puente de madera, a las 8:40, ese unen más niños y niñas.


“Para diseñar el proyecto estudiamos otros proyectos similares puestos en diferentes localidades como son Zizur y una localidad de Madrid. Pero vimos que nuestro caso era diferente porque al contrario que en esos casos, nosotros solo contabamos con un trayecto posible para ir a los centros escolares y además el mayor inconveniente en nuestro caso no se encuentra en el núcleo urbano, sino que es a lo largo del camino donde está el peligro”, explica Saki.
“Por ese motivo se decidió contratar a una persona que sería la encargada de acompañar a los y las menores hasta la escuela. Para ello hablamos con la empresa que gestiona el comedor y una de sus empleadas es la encargada de realizar el recorrido a diario y cuenta con la ventaja de que ya conoce a muchos de los niños y niñas”.
VALORACIÓN
Antes de poner en marcha el proyecto, en junio el Ayuntamiento envió una encuesta a todas las familias para conocer su opinión. “Recibimos unas 90 respuestas de Mendialdea II y unas 35 de mendialdea I. En esta escuesta, ante la pregunta de si irían andando con sus hijos e hijas, muchas familias respondieron que si era en grupo que sí lo harían. A la mayoría les pareció interesante la iniciativa sobretodo porque no condiciona nada, es decir, que es un servicio gratuito en el que no te tienes que apuntar, sino que el día que quieres vas al punto de encuentro y ya está. En este sentido es un proyecto que da mucha libertad”.
En cuanto a la valoración que se hace del proyecto, Saki Ortigosa comenta que todavía no tienen datos. “El proyecto se ha puesto en marcha ahora y será su funcionamiento el que nos irá dando información: qué hace falta, qué es lo más adecuado, etc.”
Hoy hemos tenido suerte y el tiempo es muy agradable. Tal y como nos comenta Saki, “seguramente según se acerque el invierno, la cantidad de alumnado que venga caminando bajará. Pero el objetivo no es que vengan todos y todas andando, sino dar la posibilidad de hacerlo, ofrecer un punto de encuentro y la compañía del grupo a quién lo quiera. Por ahora se reunen unos 25 alumnos y alumnas a diario y estamos satisfechos. Con la llegada de la primavera estoy segura de que el grupo se fijará y aumentará”.
Terminamos de conversar con Saki cuando suena la txirrina de Mendialdea II. Los y las alumnas de Mendialdea I todavía tienen 10 minutos para que llegue la hora de entrar en clase.

TEXTO: Itziar Perez • FOTOS: STEFAN DGS


Comments are closed.