Berriozar,Empleo,Vecin@s

Comercio local de Berriozar

27 Jul , 2020  

Después de dos meses, la mayoría han vuelto a la normalidad. Unos con preocupación, otros con esperanza y casi todos repiten la misma palabra: precaución. Hemos preguntado a los comercios de la localidad cómo se están adaptando a esta nueva situación.

En Mimmos, tienda especializada en productos para el bebé como sillas de auto y paseo, volvieron con su horario habitual, de lunes a sábado, y de 10 a 13:30 h. por las mañanas, y desde las 17 hasta las 20:30 h. por las tardes. Recomiendan acudir con cita previa para evitar esperas y piden precaución a la clientela, quienes deben acudir con mascarilla al establecimiento. Las sillitas de coche son desinfectadas después de cada uso.


En Tandem estilistas han tenido que modificar su horario habitual y ahora permanecen abiertos desde las 8 de la mañana y hasta las 16 h. El local abrió en la fase 0 de la desescalada y llenaron rápidamente la agenda, hasta el punto de tener que dar cita para dentro de 3 semanas. “La gente es comprensiva y viene mentalizada. Nosotras afrontamos esos primeros días con muchos nervios e incertidumbre, no sabíamos qué pasaría”, afirman desde la peluquería. Siguen un protocolo de tomar temperatura a los clientes antes de entrar, guardar sus pertenencias en bolsas de plástico y desinfectar todos los productos después de cada uso.


Café billares Jolas Toki ha sido de los últimos en poder abrir sus puertas, y lo hicieron el pasado 9 de junio, también con precaución. Quieren transmitir un mensaje de tranquilidad a sus clientes y de seguridad, animándoles a acercarse hasta ellos con toda tranquilidad, que además han ampliado su terraza y cuentan con más espacio en el exterior. Al ser un local espacioso, no han tenido problemas en el interior para reorganizar las mesas y seguir ofreciendo sus servicios a los clientes. Los camareros han personalizado sus mascarillas para atender a los clientes, quienes disponen de gel desinfectante en la entrada.


Lolailo, tienda especializada en trajes de sevillana y arreglos de ropa de todo tipo, se ha reinventado y lleva unas semanas confeccionando mascarillas. Volvieron a atender a los clientes el 4 de mayo y la primera semana se debía acudir con cita previa, aunque ya llevan una temporada trabajando sin cita y con bastante normalidad. Como señalan desde este local, costó un poco retomar la actividad pero están tenido buenas ventas, a pesar de tener la incertidumbre de no saber cómo les afectará el verano. Atienden de lunes a viernes en horario de mañana y tarde, de 10 a 14 h. y de 17 a 20 h.


La clínica dental Nuevo Artica también ha tenido que modificar su horario y hacerlo continuo, de 9 a 17 h. los lunes, martes y jueves, desde las 13 hasta las 20 h. los miércoles y de 9 a 14 h. los viernes. La clientela debe seguir un estricto protocolo desde que entra hasta que pasa a la consulta, como pasar por una alfombra para desinfectar las suelas del calzado, utilizar mascarilla, lavado de manos, tomarse la temperatura y colocarse un gorro para el pelo e introducir sus pertenencias en una bolsa de plástico. Por su parte, las trabajadoras disponen de una bata pijama impermeable y desechable, dobles guantes, y gafas y máscara de protección. El local y todos los utensilios se desinfectan después de cada uso y las citas se dan con más separación que antes las unas de las otras.


Herbodietética Armonía ve con cierta preocupación el futuro y se mantienen a la espera de no saber cómo afrontar la situación a partir de ahora. “La clientela ha bajado considerablemente, la gente está con miedo y además con bajo poder adquisitivo desde la llegada del virus”, explica su propietaria. En el establecimiento, además de tratamientos como reflexología podal, aromaterapia o flores de bach, disponen de todo tipo de productos naturales para su venta y asesoramiento personalizado.  Su horario de atención es de 9:30 a 14 h. (lunes, martes, miércoles y viernes) y de 9:30 a 17:30 h. (jueves).


El bar restaurante 101 también se está viendo afectado por esta nueva situación. Según uno de sus propietarios, ahora mismo “está viniendo un 30% menos de clientela que anteriormente, vemos que la gente todavía está con miedo y preocupación”. La capacidad de su restaurante ha disminuido de 150 comensales a tan solo 60 por las restricciones de aforo. A pesar de que al principio tuvieron que verse obligados a abrir durante media jornada, ahora lo hacen ya en su horario habitual y han colocado una mampara de 7 metros de largo para separar la barra del bar de los clientes, aunque de momento sirven y atienden en las mesas del interior del local, ya que no disponen de terraza.


A la peluquería canina, veterinaria y tienda de mascotas Zaunk no le están yendo mal las cosas. Con mucho trabajo, es uno de los locales que no llegó a cerrar por completo durante el confinamiento. “Como nos dedicamos también a la venta de comida para las mascotas teníamos unas horas el establecimiento abierto”, explica su propietaria. Además, muchos se han animado y han adoptado nuevas mascotas, ya que acuden nuevos clientes al local con pequeños cachorros para su consulta. Todavía tienen lista de espera para atender todas las demandas.


En el estudio fotográfico de Iñaki Vergara se sigue atendiendo de la misma manera de siempre y de un manera personalizada. La cita previa es la mejor manera de contactar con él, que ya se encuentra en  pleno funcionamiento en su estudio recuperando los reportajes de comunión que se quedaron en el aire y que ya va pudiendo realizar a la espera de las nuevas fechas. También se encuentra realizando fotografías de carné para documentos oficiales o para las matriculaciones en escuela infantiles y colegios, con todas las medidas de seguridad y de higiene necesarias.


La librería Da2 tampoco cerró sus puertas por completo al dedicarse a la venta de prensa y revistas, si bien solamente permanecieron abiertos unas horas durante las mañanas. A partir del 18 de mayo volvieron las loterías y el local empezó a atender también en horario de tarde. Actualmente, los clientes deben entrar de uno en uno y se desinfecta cada vez que salen. “Hemos tenido pérdidas y más gastos que en una situación normal, lógicamente, y ninguna ayuda por parte del Gobierno central pero esperamos ir remontando, sabemos que otro tipo de comercios lo están teniendo más difícil”, señala su propietaria.


En el bar K+da volvieron a atender a los clientes el 11 de mayo en la terraza, desinfectando todo el mobiliario dos veces al día. Actualmente disponen de geles limpiadores y los camareros atienden también ya en el interior del local con mascarillas. La carta puede verse a través del escaneo de un código QR. Mantienen su mismo horario, desde las 8 h. y hasta las 24 h. entre semana, y hasta las 2 h. los fines de semana.


La fundación Bidean Laboral tuvo que cesar su actividad por completo y empezaron a reincorporarse progresivamente durante el mes de mayo, estando ya incorporada toda su plantilla para poder así dar respuesta a la clientela. La jornada laboral ahora es de 5 horas, pero manteniendo el resto de condiciones laborales. “Tomamos todas las medidas que nos exigen, como el control de temperatura a todos las y los trabajadores, los 2 metros de distancia entre personas y mascarillas y geles. Sabemos que nuestros clientes también lo están pasando mal y les entendemos, lo mismo que ellos a nosotros”, señalan desde la fundación.


Peluquería Ana echó la persiana el 14 de marzo y volvió a levantarla el 4 de mayo, con cierta preocupación y nervios. Han tenido que modificar parte del local, pasando de tres tocadores a tan solo dos o a suprimir las sillas de la sala de espera. “Hay que desinfectar todo, desde las sillas y lavabos hasta los rulos, pinzas, peines o el mostrador”, explica su propietaria. Reconoce que la vuelta ha sido estresante, con mucha incertidumbre y también con tensión. “Acude mucha gente mayor y hay mucho respeto, no quieres que les pase nada, pero la situación actual ya es más relajada”, concluye.


Otro de los que ha tardado en incorporarse ha sido la autoescuela Turbo, retomando su actividad  con las mismas ganas de siempre y toda la seguridad, protegiendo a sus alumnos y profesores. “Limpiamos los coches al completo tras cada clase y también la autoescuela: ordenadores, mesas, pantallas. Hemos retomado las clases con alumnos que quedaron descolgados tras el cierre y estamos ya funcionando a pleno rendimiento”, explica su propietaria. Además, ahora organizan concursos semanalmente y puedes seguirles a través de su cuenta de facebook (turbo-autoescuelas) o Instagram (@autoescuelaturbo).


La pizzería Capriccio, al ofrecer servicio a domicilio, no ha dejado de trabajar ni un solo día. Repartían sus pizzas y platos a los domicilios de sus clientes con todas las medidas de seguridad exigidas. El pasado mes de mayo pudieron abrir el local y ofrecer sus servicios en el interior del mismo y en la terraza, con la separación entre mesas exigidas por la ley y medidas de higiene como geles desinfectantes y uso de mascarilla por parte del personal del local y de sus repartidores. Mantienen su mismo horario y quieren transmitir un mensaje de tranquilidad a todos sus clientes y agradecerles su confianza.


En la gasolinera Ibaia tampoco detuvieron su actividad durante el confinamiento y aunque su horario se redujo, ya han vuelto desde hace unos días a la normalidad por completo. Han incorporado alguna novedad, como un programa de desinfección del vehículo; así, el cliente, tras el programa de lavado en el túnel, puede completar su limpieza exterior con una desinfección completa. En breve también ofrecerán otro servicio más, ya que dispondrán de una máquina de ozono para emitir este gas en el interior de los vehículos que lo precisen.


El estudio de diseño y comunicación Son8a, notó una bajada importante de trabajo en los meses de marzo y abril sobretodo. Apostando por el teletrabajo hasta mediados de mayo, cuando se retomó la actividad en las oficinas. “Es una suerte contar con todas las herramientas que tenemos hoy en día para hacer teletrabajo o mantener reuniones vía internet. De no haber sido así, habría sido muchísimo más complicado poder ofrecer un buen servicio a todos y todas las clientes”.


Comments are closed.