Berriozar,Cultura,Vecin@s

EXITOSA EDICIÓN DEL FICBE 2016

3 Nov , 2016  

El Auditorio de Berriozar acogió durante cuatro días consecutivos a los seguidores del séptimo arte. Este año la apuesta ha sido innovadora, ya que además de los visionados de los cortometrajes que estaban en la fase de concurso, el último día se proyectaron 3 obras dirigidas por tres personas de Berriozar así como el cortometraje realizado por los y las vecinas de Berriozar, Vidaloka’l.


Por octavo año consecutivo, el FICBE ha vuelto a deleitar a los y las cinéfilas de Berriozar y alrededores con los 22 cortometrajes que lograron pasar a la fase de concurso. Cintas con origen muy variado, ya que han llegado películas de España, Francia, Brasil, Argentina, Chile, Paraguay, Colombia, Italia, República Checa, Turquía o Irán. En cuanto a la asistencia de público, éste tampoco defraudó y durante todo el festival el auditorio contó con una nutrida asistencia.
Sin duda, una de las características del FICBE es su temática social, y por ello temas como la inmigración, la prostitución, la búsqueda de empleo, la crisis, el suicidio, el maltrato, y la Guerra Civil, entre otros, han estado presentes durante esta edición.
PREMIADOS
El sábado tuvo lugar la entrega de premios y esta vez la ganadora fue Bebes renquins (Bebés tiburón) de la francesa Agathe Jobert. En ella cuatro chicas adolescentes muestran las relaciones superficiales que mantienen y la crueldad que pueden llegar a tener con sus amigas.
El segundo premio, que consistía en 400 euros, fue a parar a la obra titulada Ada. En ella Max Larruy y Tulio Ferreira muestran la lucha de una joven para deshacerse de los daños físicos y mentales de una relación abusiva.
Además se concedieron dos accésit de 150 euros cada uno. El primero de ellos se lo llevó el corto No me quites de Laura Jou y en la que se narra la historia de una pareja cuya relación parece que está a punto de terminar. Y el segundo accésit fue para Dejadme llorar: el genocidio olvidado de Jorde Gordon, que además fue premio del público, cinta que aborda la huella oculta que dejó el genocidio franquista en España a partir del caso de Córdoba dando cuenta de la brutal represión emocional que sufrieron los niños, hijos de los desaparecidos, perseguidos o asesinados por el régimen.
VIDALOKA’L
Como si de una auténtica premier de cine se tratara, a las cinco y a las siete de la tarde del domingo tuvo lugar la presentación del cortometraje rodado por los y las vecinas de Berriozar. El aforo del auditorio se llenó de vecinos y vecinas de todas las edades, ansiosos de ver por fin el trabajo que durante tantos meses se ha gestado en Berriozar. Antes de ver la obra, se proyectaron tres trabajos realizados por autores de la localidad como son Ekhiñe Aizkorbe, Xabi Machin y Leticia Galeano. La primera de ellas presentó una obra sobre el Sáhara en euskera. En ella quiso plasmar la difícil situación que padecen las personas que viven en los campamentos situados en Argelia. Lo que nos estamos perdiendo de Javier Machín es un reflejo del uso que actualmente hacemos de los móviles y la dependencia que se ha creado en torno a estos aparatos. A continuación, la paraguaya que durante muchos años ha vivido en Berriozar, presentó Ultraya, una obra que transcurre a lo largo del Camino de Santiago y cuya protagonista muestra la fuerza que le da esta aventura.
Con el fin de explicar un poco en qué ha consistido el proyecto de Vidaloka’l, Iosu Bayo, coordinador del FICBE, subió al escenario. “Nos habéis sobrepasado”,-comenzó-“es un placer teneros aquí, que os acerquéis a ver cine. Las personas mayores de Berriozar estáis de moda, por vuestra vitalidad, vuestro saber estar…”. Y es que este proyecto ha contado con tres pilares fundamentales que han aportado cada uno de ellos una parte del presupuesto: por una parte, el dinero recaudado en la edición del FICBE 2015 (un euro por espectador) así como la de este año. Por otra parte, el Club de Jubilados San Esteban de Berriozar también ha colaborado. Y en tercer lugar, el Ayuntamiento de Berriozar ha participado mediante el Programa de Hábitos Saludables. En total, el presupuesto ha rondado los 3.400 euros.
PROCESO
La participación ha sido pieza clave en este proyecto. Desde un principio, seis personas fueron formadas por Xavier Berraondo, director del corto, y aprendieron todos los pasos para realizar un cortometraje. “Berraondo es director de cine de verdad y agradecemos mucho que se haya bajado a la arena para trabajar con nosotros”, añadió Bayo. Antes de ver la película, Berraondo también quiso hablar sobre el proyecto: “Ha sido una experiencia brutal, no solo me ha llenado el corazón, me ha llenado conocer personas que viven lo que hacen. Personas que tienen su trabajo y que luego tienen esa locura, que es el cine, y esa experiencia es una de esas que no se paga con dinero. Gracias a Berriozar Films y al pueblo por darme la oportunidad de una experiencia que no olvidaré, llevaré siempre Vidaloka’l en el corazón”.


FICBEREN EDIZIO ARRAKASTATSUA

Berriozarko Entzunaretoa lau egunetan zehar zinemazaleek bete zuten. Aurten zinema jaialdiak gainera berrikuntzak ekarri ditu, hiru egunetan lehiatzen ziren filmak ikusteaz gain, igandean ere bertakoek egindako filmak ikusteko parada izan baikenuen. Jaialdiari amaiera emateko, azken hilabeteetan Berriozarren egindako Vidaloka’l laburmetraiaren estreinaldia izan zen.

Berriozarko Nazioarteko Zinema Lehiaketaren zortzigarren edizioak Berriozarko eta bere inguruko zinemazaleak hasetu ditu. Antolatzaileek ez dute lan makala izan, munduko herrialde ezberdinetatik 203 lan jaso baitituzte. Epaimahaia Xabier Berraondo, zinema zuzendariak; Cesar Cabañas, Miranda Studioko proiektu zuzendariak; Saki Ortigosa, Berriozarko Udalaren Hezkuntza zinegotziak; Marta Andueza, Berriozarko Merkatarien Elkarteko arduradunak eta Alicia Garaialde FICBEren errealizadore eta arduradunak osatu dute. Hauen lana jaialdiko aurreneko bi egunetan ikusiko diren 22 lanik onenak aukeratzea izan da, baita irabazleak aukeratzea ere. Filmen jatorriari dagokionez, mundu osotik heldu dira lanak: hala nola, Espainia, Frantzia, Brasil, Argentina, Txile, Paraguai, Kolonbia, Italia, Txekiar Errepublika, Turkia edota Irandik.
Irabazleei dagokionez, aurten sari nagusia (1.000 euro) Agathe Jobert frantsesaren Bebes renquins (marrazokumeak) filmak eskuratu zuen. 400 euroko bigarren saria Max Larruy eta Tulio Ferreirak egindako Ada lanak jaso zuen. Honez gain, pare bat accesit banandu ziren: lehenik eta behin, No me quites filmak eraman zuen eta bigarrenik, Jorde Gordonek filmatutako Dejadme llorar: el genocidio olvidado lanak. Azken honek gainera ikusleen saria eraman zuen.
VIDALOKA’L LANAREN ESTREINALDIA
Berriozartarrek ez zuten hutsik egin eta igande arratsaldean entzunaretora hurbildu ziren bertan ekoitzi den lana ikustera. Bi emanaldi egon ziren: lehena, bostetan eta bigarrena zazpietan. Bietan aretoa bete egin zen eta sarrera guztiak saldu ziren.
Aurkezpenean Iosu Bayo, FICBE-ko arduradunak, azaldu zuen proiektuaren nondik norakoak. Hiru euskarri ekonomiko izan ditu Vidaloka’l filmak: alde batetik, iaz eta aurtengo zinema jaialdian sarrerekin lortutako dirua; bestetik, San Esteban Jubilatuen etxeak emandako kopurua eta azkenik, Udalak Ohitura Osasungarriak programaren bidez jarritako diru kopurua. Guztira 3.400 euro izan dira, aurrekontu nahiko baxua horrelako lan bat egiteko. Proiektuaren gidaria Xavier Berraondo zinema zuzendaria izan da. Hura ere aurkezpenean hitz egin zuen eta betiko bihotzean eramango duen proiektua dela esan zuen. Honez gain, argitu nahi izan zuen emaitza hobetu zitekeela, baina oso pozik dagoela guztiekin batera egindako lanarekin eta buru belarri lanean aritzen diren pertsonak ezagutzeagatik.
Emanaldia amaitzean, jendea oso pozik atera zen aretotik eta oro har ideia bera errepikatu zuten ikusleek: emaitza uste zutena baino askoz ere hobea izan dela. Eta berriz ere mota honetako proiektua errepikatzeko nahia azaldu ziguten.

TEXTO: ITZIAR PEREZ • FOTOS: PATXI PITILLAS


Comments are closed.