halloween berriozar

Berriozar,Cultura,Juventud

Halloween llega a Berriozar

12 Nov , 2018  

La fiesta de Halloween se ha convertido en una de las celebraciones más populares y difundidas del siglo XXI. Aunque la versión actual, la de los disfraces y el “truco y trato”, proviene de Estados Unidos y ha sido exportada al resto del mundo en los últimos años. El origen de esta fiesta es europeo y mucho más antiguo. La celebración que hoy conocemos como Halloween es una mezcla de la fiesta pagana de Samhain, festividad celta celebrada cada 1 de noviembre con motivo del fin de la temporada de cosechas y comienzo del año celta y la fiesta religiosa del Día de Todos los Santos. En cuanto a Samhain, los celtas creían que ese día se estrechaba la línea que separa el mundo de los muertos y el de los vivos, por lo que los fantasmas podían cruzarla y visitarles. Para ganarse su aprobación, realizaban ofrendas de comida y vino a los espíritus en las puertas de sus casas para evitar que entraran y atemorizaran a sus familias. Así la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando los muertos visitaban el mundo de los vivos, se comenzó a conocer como All Hallows Eve, la víspera del día de Todos los Santos, lo que acabó derivando en la palabra Halloween.

CELEBRACIÓN EN BERRIOZAR

Una vez más, nuestro pueblo se sumó a esta fiesta: muertos vivientes, zombies, vampiros, niñas del exorcista, etc. tomaron las calles de la localidad. Cada año es más amplia y variada la programación preparada para este terrorífico día. Así, por ejemplo, la Sociedad San Cristóbal organizó a las siete y media de la tarde un baile de disfraces infantil, seguido por un pintxo pote y disco móvil con Rusel a partir de las diez de la noche.

La Sociedad Los Cubas, por su parte, preparó un pinta caras para los niños y niñas y una noche de disfraces siniestros Happy Halloween con el DJ Fran Barroso.

El Gaztegune también se sumó a la fiesta de los muertos, con un logrado y espeluznante “Pasaje del terror” organizado por los responsables de dicho centro contando con la colaboración de unos 30 jóvenes ayudantes.

Una larga cola esperaba ansiosa para poder pasar en grupos de unas 10 personas. Desde las 18 de la tarde hasta las 20 horas, se realizaron pases infantiles y de baja intensidad para adaptar la actividad a las edades más tempranas, a partir de las 20:30 y hasta las 10 de la noche, le tocó el turno al público juvenil y adulto.

Los asistentes, cerca de unos 300, entraban en el pasadizo laberíntico, recorrían un trayecto en espiral y científicos locos en su laboratorio, decapitados, ahorcados, niñas macabras e incluso la niña de la curva les recibieron haciéndoles pasar verdadero miedo. Llegaban al centro y se encontraban a dos niñas del exorcista que aparecían de repente junto a otros personajes fantasmagóricos. Seguidamente, realizaban el recorrido en sentido inverso y salían a la plaza donde les esperaba el tío de la motosierra. A continuación, llegaban a un cementerio donde de una tumba salían varios personajes. Una presentadora, Uxía, contaba a los distintos grupos una historia terrorífica sobre la desaparición de unos cadáveres y les avisaba que tuvieran cuidado porque quizás se los encuentren por el camino. Las personas visitantes acelerando su marcha, atemorizados, llegaban a la puerta de salida donde el tío de la motosierra les obligaba a salir. Durante el itinerario, el público pudo presenciar un teatro de luz negra, como otros de los elementos que hicieron de este viaje un conseguido y  atemorizante Pasaje del terror.

Por último, un terrorífico pasadizo asustó y divirtió a más de 200 personas que se acercaron a verlo. Por iniciativa propia y con sus propios medios, Vázquez ayudado por su familia y amigos, creó un túnel del terror en la avenida Guipúzcoa.

Los visitantes pasaron por cuatro escenarios: el primero el cementerio, el segundo el de telarañas, el tercero el de los muertos vivientes y el último el de los regalos.

Una variada y terrorífica noche de Halloween se disfrutó en nuestras calles de Berriozar.

Texto: Marian Baos (momufela) • Fotos: Patxi Pitillas


Comments are closed.