Jon Mariezkurrena

Berriozar,Deporte,Vecin@s

Jon Mariezkurrena, a la espera de una oferta de renovación por parte de la empresa Baiko

16 Nov , 2020  

Durante casi un mes, un grupo de pelotaris de esta empresa han mantenido una huelga que finalizó hace unos días tras llegarse a un acuerdo y obtener la mayoría de sus reivindicaciones

El pelotari berriozartarra Jon Mariezkurrena, que debutó en profesionales en verano de 2018 y había firmado un contrato para dos años, se encuentra ahora mismo a la espera de que la empresa Baiko (anteriormente Asegarce) le ofrezca una renovación para seguir vinculado a ella.

En verano de 2018 debutaste en profesionales, ¿cómo te ha ido desde esa fecha hasta hoy?

Han sido 2 años muy diferentes. El primero, con la novedad de que empezaba, me fue muy bien y tuve un año prácticamente perfecto. El salto de aficionado a profesional es muy grande por el cambio de nivel y de ritmo, pero no tuve problemas y estuve a un buen nivel.  Ya el segundo, sucedió todo lo contrario debido a las lesiones que sufrí. Debido a ello no disfruté de la continuidad esperada pero esto me ha servido para poder ver en el poco tiempo que llevo las dos caras del deporte. No ha sido bonito, pero he aprendido de ello.

¿Y ya te has recuperado de esas lesiones?

Sí. Sufrí una fuerte lesión en las manos que me impidió jugar durante varios meses y justo cuando empezaba a recuperarme, a finales de 2019, sufrí otra en la pierna. Fue un calvario, y estar parado tanto tiempo frena mucho el ritmo de los partidos y de las competiciones.

Una vez recuperado, ha venido todo lo del Covid y la huelga.

Deberías haber renovado en junio de 2020, tras cumplirse dos años de la firma de tu primer contrato. ¿Qué ha pasado?

El contrato se me terminaba el 24 de junio de 2020 pero con toda la situación del Covid, hemos estado en ERTE y se nos prolongó hasta septiembre de 2020, tres meses más.

A punto de vencer la fecha de renovación del contrato, la empresa nos ofreció a otros tres compañeros y a mi una oferta de renovación que considerábamos muy a la baja. Decidimos no firmar, porque creíamos que no nos la merecíamos.

Y en octubre se convoca una huelga 

Desde que empezó el ERTE, un grupo de pelotaris de la empresa Baiko nos juntamos en colectivo para hacer las cosas en conjunto y no cada uno por separado. No había entendimientos entre este colectivo y Baiko, que no estaba por la labor de acercarse mucho a nuestra postura. Así que la última opción que quedaba era ir la huelga.

Y además de la no renovación, ¿cuáles han sido los motivos de esta huelga?

El punto más importante que se pedía era disponer de otra oferta de renovación para mis tres compañeros y para mí (Unai Laso, Josu Eskiroz y Víctor Esteban).

Pero además, entre otros aspectos, queríamos que se establecieran unos mínimos para los nuevos pelotaris que van debutando en profesionales y que las obligaciones que nosotros tenemos como deportistas profesionales, sean remuneradas.

Baiko, como otras tantas empresa, ha sufrido un bajón económico con toda la situación generada por la pandemia, y por ello nos pedían una rebaja de sueldo que nosotros no es que no aceptáramos, sino que pedíamos ver esas cuentas y por qué pedían que nos rebajásemos esa cantidad (el 20%).

¿Y habéis llegado a una cuerdo las dos partes para poner fin a la huelga?

Sí. La huelga se ha mantenido desde el 9 de octubre (durante los fines de semana) hasta el 29 del mismo mes.

Se han mantenido reuniones entre el colectivo de pelotaris y la empresa, y al final, como en toda negociación, se ha llegado a un acuerdo, aunque todavía hay que ver qué sucede en los próximos meses.

¿Qué es lo que se ha acordado? ¿Estáis satisfechos con ello?

Sí, es una paso muy grande, porque sobre todo se ha conseguido llegar a un acuerdo para que los que ahora mismo estamos fuera de la empresa dispongamos de otra oferta de renovación.

Yo espero que se arregle pronto esta situación y podamos volver a los frontones, porque los pelotaris lo que queremos, por encima de todo, es volver a jugar partidos.

Baiko asumirá también la mayoría de las condiciones laborales exigidas por los manomanistas y éstos recibirán un plus por participar en el estelar y cada vez que jueguen fuera de Navarra y la CAV.

En cuanto a los entrenamientos, la empresa ha aceptado otorgar una mayor libertad a los mismos, pudiendo los pelotaris ejercitarse por cuenta propia o en sesiones preparadas por los técnicos de la empresa. Por su parte, la LEPM ha asumido algunos compromisos con respecto al derecho de información, los botilleros y los calendarios.

Texto: Paula Greño Floristán · Foto: Iñaki Vergara Pérez


Comments are closed.