Berriozar,Educación,Solidaridad,Vecin@s

JORNADA DE LA ASOCIACIÓN ANAIF, “UNA VISIÓN GLOBAL DE LA DIVERSIDAD”

4 Abr , 2018  

El pasado 16 de febrero la Asociación Navarra de ayuda a la infancia y a la familia, organizó una jornada sobre la diversidad.


El Auditorio de Berriozar acogió a casi un centenar de personas que escucharon los testimonios de los protagonistas de esa tarde, las familias de ANAIF, padres y madres de niños “especiales”.
Raúl Maiza, alcalde de Berriozar, inauguró el acto recalcando el orgullo que sentía al tener tan próximo a Oscar Arriazu, vecino de la localidad y terapeuta de la institución, alabando el impresionante trabajo que realiza ofreciendo atención a jóvenes con trastornos del desarrollo, comportamiento y comunicación junto a otros profesionales y a la familia ANAIF durante más de 20 años.
El Ayuntamiento de Berriozar mantiene con este colectivo una estrecha unión y colaboración que este año quieren ampliar con la firma de un convenio que abarque no solo las actividades que se estaban llevando ya a cabo en el polideportivo municipal, sino también que personas de la asociación formen parte del grupo de Hábitos Saludables del Ayuntamiento. Que lugares como la Escuela de Música o el Kulturgune sean espacios para trabajar la hetereogeneidad, que profesionales de la agrupación formen a otros profesionales y técnicos del Concejo para trabajar en conjunto la “diversidad” cualidad que nos hace más ricos y más grandes.
DIVERSIDAD
Diversidad significa diferencia o distinción entre personas, tener un hijo o hija especial es tener a alguien singular, peculiar, único, exclusivo, ¿para qué cambiarlo?. Las diferencias son positivas, valiosas y enriquecedoras y si cambiamos el modo de mirar lo diferente como algo a erradicar, aprendemos a ver lo diverso como algo provechoso, permitimos ser lo que son a nuestros hijos e hijas potenciando sus fortalezas y trabajando sus debilidades, conseguiremos no sacrificar su extraordinaria esencia y les ayudaremos a conseguir mejores resultados en su vida.
Esta es la filosofía de ANAIF: no modificar a las personas, no “normalizar”comportamientos ocultándolos con medicinas, sino a través del esfuerzo, trabajo, dedicación y colaboración entre profesionales y las familias, sustituyendo terapias con acompañamiento, lograr disminuir e incluso eliminar los aspectos que impidan a estos muchachas y muchachos desarrollar todo su potencial.
EXPERIENCIAS
Patricia Valle, terapeuta de ANAIF y madre de una niña peculiar, confiesa que al principio estuvo tentada de intentar cambiar a su hija para amoldarla a la sociedad, pero recapacitó y no sacrificó su riqueza para que fuera aceptada. Optó por el colegio Santa Catalina donde la diversidad es un valor y hoy en día su hija es una joven de 19 años que perfectamente puede valerse por sí misma. Patricia agradece a su hija todo lo que le ha enseñado, ya que los hijos nos hacen mejores personas.
Pablo Remacha, presidente de la asociación, nos habla de las fortalezas de su hijo. En su caso el deporte es la mejor medicina y se enorgullece de presentar las victorias y triunfos de su triatleta. Sus obstáculos de desarrollo van mermando y lo que más admira de él es su enorme fuerza de voluntad.
Gonzalo Bañón, explica como su hijo también llamado Gonzalo llegó de Rumanía con una “mochila” más cargada de lo habitual. Le diagnosticaron Trastorno Generalizado de la Conducta. Tenía dificultades para relacionarse con otros niños y para comunicarse y en el dibujo encontraba su vía de escape. Hoy tiene 18 años y una habilidad especial para la pintura. Su padre señala que apenas corrige, dibuja de un solo trazo. “Besos, abrazos y sueños” es el título de su exposición que se pudo admirar en el Kulturgune. Gracias a ANAIF sus problemas de socialización van disminuyendo permitiéndole desarrollar sus extraordinarias capacidades y dar “visibilidad a su hermoso don”.
La presentación concluyó con una mesa redonda en la que participaron Yulen Sesma, presidente de la Asociación Levántate contra el bulling; Mikel Aranguren, cooperante voluntario en Nicaragua; y Xabier del Fresno, técnico de coordinación del programa de personas con discapacidad en Berriozar.
Los tres cada uno en su ámbito (víctimas de acoso escolar, discapacitados..) acompañan y facilitan la vida a estas personas diferentes.

www.anaif.org • asociacionanaif@gmail.com

ENTREVISTA A ÓSCAR ARRIAZU

ANAIF pronto va a cumplir dos años como asociación pero cuenta con más de 20 de experiencia y de trabajo.
Hablamos con Oscar Arriazu, vecino de Berriozar y Director Técnico de la asociación que coordina un grupo de terapeutas.

¿Cómo surge Anaif? Cuéntanos sus orígenes.
En mitad de mis estudios de Psicopedagogía en la Universidad de Navarra me pusieron en contacto con el doctor Moya, un doctor catalán que desarrolló un método de estimulación temprana por el que fue premiado a nivel europeo. Era un método de trabajo totalmente distinto a lo habitual que me enamoró. Se denomina Monitorías, se trabaja con la familia y con el niño, se requiere de una gran implicación ya que carece de horarios porque se adapta a las necesidades de cada chaval. De esta manera la evolución que se consigue es enorme.
Trabajando como orientador en el colegio Santa Catalina, descubrí a un muchacho que iba de colegio en colegio sin que nadie le encontrara una patología pero todos sabían que era distinto. Sentí decepción y fracaso porque no sabía que era lo que tenía entre manos e impotencia por no poder ayudarle. Para cuando nos dimos cuenta que tenía Asperger ya fue tarde. En esa época el Asperger, los trastornos de la comunicación estaban aún sin descubrir. De este fracaso empezó mi pasión para rescatar a los chavales.
¿Cómo trabajáis en la asociación?
No trabajamos con perfiles, no tratamos patologías, atendemos a muchachos, nos ocupamos de sus necesidades. Nos definimos por un tipo de trabajo y al no encasillarnos en trastornos específicos podemos ampliar el campo de acción y llegar a más población. Más que terapeuta me considero un acompañante. Mi equipo y yo trabajamos con cualquier “sospecha” de dificultad, aunque no haya todavía un diagnóstico. Para nosotros la prevención es la primera misión.
Explícanos con más detalle.
Trabajamos con chicos y chicas y las familias desde dentro, en el propio hogar y en sus entornos, nos desplazamos donde ellos se mueven.
Les damos herramientas y los empoderamos pero hacemos un trabajo sistemático con ellos, nos movemos a los lugares que suelen frecuentar: gimnasios, campos de fútbol, bibliotecas, etc.
Además este tipo de personas son perfiles fáciles de acoso escolar pero para ello pedimos colaboración con los colegios y ponemos “centinelas” que son alumnos de su mismo colegio que velan, informan y los integran. De momento, no ha habido ningún caso que no se haya podido resolver.
Lo tenéis todo muy controlado, dedicación casi exclusiva…
No hay otra manera, es una labor muy intensa,no hay horario, depende de la necesidad una hora, cinco, seis, hacemos un trabajo continuo sin reloj.
¿Quién forma tu equipo?
Estamos 8 profesionales, terapeutas y especialistas en áreas concretas: equinoterapeutas, fisioterapeutas, musicoterapeutas, etc. que atienden dificultades de integración sensorial, hipersensibilidad, etc.
¿Intentáis evitar la medicación?
No estamos en contra, pero existen alternativas. Hay que confiar que hay otra manera. Preferimos empezar a trabajar hasta ver donde se puede llegar. Por ejemplo, para atender problemas de déficit de atención, hiperactividad, entrenamos el cerebro con un programa de estimulación neuroauditiva y los resultados son muy positivos.
¿Compartís vuestro método?¿Lo difundís?
Sí claro, intentamos sembrar semillas, dar a conocer una manera de proceder que da éxito. Damos charlas, conferencias, seminarios en diferentes ciudades españolas, asesoramos proyectos en Centro América (Honduras), en Perú, en Rusia…
¿Cómo os llegan los casos?
Tenemos diversos cauces, desde Salud Mental nos los derivan cuando no ven una patología clara, desde la Asociación Levántate contra el bulling nos acercan victimas de acoso para empoderarlas, desde los servicios de orientación de los departamentos de educación,desde la Universidad de Navarra e incluso cualquier persona puede contactar para asesorarse o para trabajar lo que precise.
Este grupo de profesionales ha visto crecer a los menores y muchos de ellos ya son jóvenes que demandan otro tipo de intereses: vivir de manera autónoma, crear un campo de trabajo para probar su capacidad de defenderse solos… difíciles de satisfacer. Pero necesitan darle una forma más institucional, para poder darlo a conocer a más gente y difundir una forma de trabajo excepcional.
Por este motivo eso surge ANAIF. Aunque como plataforma, colectivo, llevamos más de 20 años trabajando nos dimos cuenta que habían surgido expectativas complejas de cubrir ya sólo nosotros. Como asociación podemos obtener más ayudas para poder llevar a cabo estos planes.
¿Qué pasos vais dando?
Estamos a punto de firmar un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Berriozar para crear espacios donde se trabaje la diversidad, para hacer formación a otros profesionales. Hemos firmado un convenio con el Ayuntamiento de Eulate para crear un campo de trabajo y para dinamizar el pueblo.
La semana pasada estuvimos en el Parlamento en la Comisión de Salud exponiendo nuestro método y nuestras aspiraciones.

Oscar que empezó aquí en Berriozar su misión de rescate, siendo su casa el centro de reunión de los chavales, lamentaría que su proyecto tuviera que desplazarse a otro lugar.

TEXTO: Marian Baos (Momufela) • FOTOS: STEFAN DGS


Comments are closed.