Berriozar,Cultura,Historia

La memoria y la dignidad afloran después de 77 años

13 May , 2015  


IMG_2375El domingo 22 de mayo de 1938, el monte Ezkaba fue testigo de la fuga que protagonizaron 795 presos afinados en el penal del Fuerte de San Cristóbal, la
inmensa mayoría no lograron Francia como objetivo. De todas esas personas y entre el desconcierto, 4 fueron detenidas en Artika y conducidas a Berriozar. El pasado 9 de abril, la Sociedad de Ciencias Aranzadi realizó la prospección de la zona donde se localizó la fosa en la que estaban enterradas 4 de los 5 asesinados en Berriozar.
Joaquín Urtasun vecino de Berriozar relata los hechos,
“Aquí estuvieron retenidos y custodiados por tres hombres del pueblo. Tres hombres que yo personalmente conocí y realmente eran buenas personas. Pero en aquellas circunstancias había que hacer lo que había que hacer”, comentaba Urtasun visiblemente emocionado.
“Al día siguiente, fueron fusilados y enterrados en el término de la Esparzeta.
A los días, otro fugado se entrega en la localidad de Elkarte, es detenido y conducido en la Imoztarra hasta Berriozar. Allí tuvo el mismo trato que los 4 anteriores corriendo la misma suerte y enterrado en el mismo termino.
Esta historia en el pueblo de Berriozar se ha trasmitido por las personas mayores. Hoy alguna de ellas va a ir a decirnos exactamente donde están enterrados. Nosotros hemos procurado que todo esto seguiría vivo. Ahora el Ayuntamiento de Berriozar con muy buen criterio a tomado la decisión”.
“Para mi supone algo grande”. Apuntaba Joaquín Urtasun antes de comenzar los trabajos de prospección.
A eso de las 10 de la mañana personal de la Sociedad de Ciencias Aranzadi se presentó en el lugar señalado por Juanito Urdaniz, otro vecino del casco antiguo de Berriozar que tenía trece años en el momento de las detenciones. Urdaniz comentaba,
“Yo era cazador y entonces sabíamos donde estaban enterrados por las piedras, nosotros cuando les mataron a ellos vimos que les pusieron unas piedricas encima”. Juanito Urdaniz personado en el lugar señalaba el punto donde se encontraban las piedras mencionadas al hacer estas declaraciones. Más tarde, los restos aparecerían en el lugar inicialmente señalado.
Juanito Urdaniz hablaba así del día de la fuga, “mi padre era de Zildotz y los domingos solía ir a visitar la casa. Cuando iba por el monte el mismo día de la fuga, dos soldados le salieron y le hicieron echar cuerpo a tierra. Finalmente, no le hicieron nada pero le llevaron a Aizoain, como el tenía conocidos allí le dejaron libre. Entonces no se andaba por el monte, ahora sí pero entonces no”.

IMG_2498-copiaIMG_2454-copia
Juanito Urdaniz recordaba la mañana del asesinato, “Yo era muy joven en esas fechas, por la noche los trajeron de Artika y los metieron en la escuela. La mujer
del maestro les dio de cenar y el cura del pueblo les quiso confesar, uno se confesó y los otros no. A las 11 de la mañana, más o menos, los sacaron de las escuelas y los mataron aquí (Esparzeta), pero esa mañana no se sintieron los tiros en el pueblo. Eran 4 que mataron aquí y otro trajeron de Elkarte, lo que yo no sé donde está enterrado, yo creo que estará aquí. El vecino que enterró a ese otro a la mañana siguiente, se lo encontró con los ojos comidos por algún animal”.
La retroexcavadora llevada hasta la Esparzeta por Aranzadi comienza a trabajar, conjuntamente con personal municipal que tala los árboles que obstaculizan las labores, con exquisito cuidado de no talar más de los necesarios.
El Concejal de Urbanismo y medio ambiente Raúl Maiza también presente en el lugar y con el ruido de la excavadora de fondo apuntaba,
“La iniciativa parte del ayuntamiento de Berriozar en colaboración con la Sociedad Aranzadi que determina a través de un informe que pueden conocer la identidad de las personas enterradas en la fosa y el Ayuntamiento solicita los correspondientes permisos al Departamento de Interior y al Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra. Se pasa por pleno, queda aprobado y comenzamos todos los trámites. Hace unas semanas recibimos todos los permisos y Aranzadi comunica al Gobierno de Navarra que va a comenzar la prospección de la zona.
El Ayuntamiento ha hecho una apuesta firme por la recuperación de la memoria histórica, por un lado con los trabajos que van a comenzar hoy y por otro con la limpieza del monolito atacado en el mes de enero. Decir que la placa dañada en ese ataque será restituida el próximo mes de mayo en un acto homenaje a las personas asesinadas”.
Las labores de prospección y localización de la fosa terminaron al día siguiente. La exhumación de los restos se llevo a cabo una semana más tarde, el 18 de abril, en el que finalmente se recuperaron los restos de cuatro de los cinco asesinados. En medio de una gran emoción por la cantidad de personas congregadas para ver esa exhumación, al finalizar las mismas, cuatro personas voluntarias protagonizaban una performance en la que simulaban estar enterradas en la fosa excavada, denunciando lo que allí sucedió hace 77 años.

TEXTO Y FOTOGRAFÍAS: XABI GALLO


Comments are closed.