Berriozar,Educación,Juventud,Vecin@s

La nueva temporada del Gaztegune echa a andar

12 Dic , 2016  

Desde la Revista de Berriozar nos acercamos al Gaztegune, para hablar con Xabi Gallo y Iñigo Subiza y que nos cuenten un poco las novedades para este nuevo curso y nos den una pincelada de cómo ven a la juventud del pueblo.

¿Cuáles son las novedades más destacables para este nuevo curso?
I.S. Así diseñadas tenemos el campo de trabajo de la memoria histórica, la temática gira entorno a las exhumaciones que hubo hace aproximadamente un año en el pueblo de Berriozar. El objetivo a trabajar con las jóvenes es transformar ese espacio en un pequeño parque de la memoria y que así ese espacio no pase desapercibido. Este podría ser uno de las novedades más importantes de cara a este nuevo curso.
_mg_4774X.G. Como segundo plato fuerte estaría el tercer curso de premonitor, es un curso parecido al de monitor de tiempo libre adaptado a edades de 12 y 16 y tiene por objetivo participar en la vida social de Berriozar y dotar de habilidades a las personas de esas edades para relacionarse, para estar y para crear actividades en el pueblo. Este curso ha pasado de ser un curso que se impartía cada dos años a realizarse cada año por la demanda existente con el esfuerzo que esto supone.
I.S. También podemos destacar que se ha asentado el taller de Animación, más en concreto el taller de Txontxongilo, que se pudo disfrutar en el cierre del FICBE de teatro de luz negra y luego en fiestas en la calle. Creemos muy factible que salga un grupo de animación los miércoles de 5 a7 y los sábados de 11 a 1 del mediodía.
Aquí no solemos hacer una oferta de actividades a la carta, funcionamos sobre demandas implícitas y explícitas lo que percibimos y lo que se nos comunica.
También ¿se trabaja con más áreas?
X.G. Se están realizando unas actividades muy potentes con el área de igualdad, un Taller sobre Sexismo y un Taller de Autodefensa. Percibimos que el factor de género es un factor determinante en la relación tanto de los y las jóvenes como de los y las adolescentes. Percibimos que el rol masculino impera en las relaciones y una forma de darle cara a eso es el trabajo mancomunado que realizamos. Ahora toca el 25N, o pueden ser fiestas, o la ronda por las bajeras que lo trabajamos de una forma específica.
I.S. Pero no es con el único Área que trabajamos, trabajamos con Cultura, con el Servicio social de Base, con Educación.
¿Qué relación tenéis con el Instituto?
I.S. Vamos a dar propaganda de todas las actividades que realizamos, porque entendemos que en el instituto hay 400 jóvenes que son parte de la gente que viene a las tardes. Hay casos individualizados que nos comunicamos con ellos (posibles dudas o realidades) o en fechas concretas como carnavales o alguna festividad colaboramos con ellos en la dinamización de alguna actividad. Por lo que tenemos una coordinación fluida con dirección.
Y ahora con lo del campo de trabajo también colaboramos con el instituto. Se están dando asambleas de dinamización, gestión y coordinación, así como diseño de las actividades y demás. También con los y las alumnos alumnas participamos en el curso de sexualidad.
X.G. Otra actividad que hemos realizado, ha sido, un taller de radio donde se trabajan temas del propio instituto.
También hemos observado que desde que tenemos presencia en el instituto hemos notado una afluencia continuada de gente.
¿Qué os transmiten la juventud de Berriozar?
I.S. Hay una tendencia en comparar con nuestros tiempos jóvenes, pero estos tiempos son diferentes a nuestros tiempos.
Pero sí que es verdad que percibimos que hay una especie de enfermedad social que lleva a aislarse y a consumir de todo, no me refiero solo a drogas, horas de sofá, TV, móvil chucherías y no vemos unas reivindicaciones claras más que vayan más allá que las propias del consumo. Tenemos que hacer competencia al consumo.
_mg_4769No es fácil transmitir y a veces nos resulta difícil llegar (ensayo-error). Tenemos que tener en cuenta la creación no la recreación. Nosotros podríamos tener una sala de recreativos pero no llegaríamos a transformar y queremos buscar una juventud transformadora. Queremos que la gente de Berriozar se relacione, transforme, viva y se comunique. Tenemos que ir más allá desde los espacios públicos, es un trabajo más laborioso pero estamos en ello.
X.G. No es normal que jóvenes de 14 a 22 años estén sin hacer nada, eso no es normal y es una situación preocupante, eso mismo es una demanda. Hay que ponerse a la obra y hay que dar prioridad a estas políticas con jóvenes. Y podemos ver que en este pueblo sí que se está trabajando.
Lo que se está sembrando ahora seguramente, de aquí a cuatro o cinco años, dará sus frutos. Este es un trabajo a largo plazo.
Contáis también con un taller de cocina ¿Por qué? y ¿para qué?
Hemos descubierto que es recurso muy enriquecedor, es actividad que les engancha. Tanto si haces un taller de una hora o de semanas, haciendo talleres de postres o de lo que sea. Y como a todo el mundo le gusta comer y le gusta comer bien. Y les vale para estar y disfrutar del espacio. Y además es un recurso para toda la vida.
¿Tenéis alguna petición?
Las instituciones tienen que ver los programas infantojuveniles como proceso. Hay un espacio de 10 a 14 años que es tierra de nadie y es muy difícil que un joven que no haya tenido un contacto previo a otro servicio como la ludoteca enganche con el nuestro. Pero si de alguna manera conseguimos un hilo conductor que no se rompe Berriozar se enriquecería un montón.
Aparte de hacer público el servicio. Nosotros creemos que no debemos depender del concurso cada cuatro años. Nuestros resultados son a largo plazo. Y vemos que estaría bien que esa filosofía que está compartida con las instituciones de Berriozar pudiese tener más coherencia.
Texto: Ramón Uriz • Fotos: Stefan DGS


Comments are closed.