natacion sincronizada

Berriozar,Deporte

Natación sincronizada

12 Dic , 2016  

Nunca es tarde para empezar

Dos de nuestras vecinas formaron hace ya siete años un equipo de natación sincronizada junto a otras 8 compañeras sin que la edad fuera ningún impedimento para iniciarse en este deporte. Son Rakel Elizalde e Irene Aldabe, que tal y como afirman, “todo comenzó como un juego”. Sus ganas e ilusión les han llevado a participar en dos campeonatos europeos de máster (categoría de mayores de 25 años) y preparan su participación en el Mundial de 2017 en Budapest.

Contadnos, ¿cómo empezó todo? ¿Por qué os dio por la natación sincronizada?
Una de nuestras compañeras, Garbiñe, fue quien nos propuso formar un equipo allá en septiembre de 2009, después de haber visto que en Guelbenzu un grupo de niñas practicaba natación sincronizada. A todas nosotras, que somos ex nadadoras, siempre nos había gustado pero nunca antes se había visto nada en Pamplona y no habíamos tenido la oportunidad de aprender. En las piscinas solo existía la natación y el waterpolo.
La persona que daba clases a esas chicas en Guelbenzu era Isis Mínguez, que no se lo pensó dos veces cuando nuestra compañera le propuso la idea de entrenarnos. Y con ella seguimos a día de hoy.
¿Cómo fueron vuestras primeras actuaciones, qué recuerdos tenéis?
Para juntarnos solamente una vez al mes, nos lanzamos y conseguimos sacar adelante una coreografía que realizamos en septiembre de 2010. Con motivo de la demolición de la piscina olímpica del Anaitasuna, nos propusieron realizar una exhibición. Nosotras no sabíamos nada, solo controlábamos el medio del agua. No habíamos hecho hasta el momento más que una pequeña coreografía de unos 18 segundos con cuatro pasos. Pero entre todas, y por nuestra cuenta, montamos algo para la exhibición.
¿Y qué recordáis de aquella primera vez?
Fue muy emocionante. Arrastramos a mucha gente que nunca antes había visto en vivo algo así, solo por televisión. Nos sentíamos como unas divas, como estrellas. Pero si vierais ahora la actuación… Es bastante patética (risas).
¿Y cómo habéis evolucionado hasta el día de hoy?
Ha habido mucha progresión. Nos juntamos todos los viernes por la tarde en Anaitasuna que es cuando podemos la mayoría, y algún sábado en el Club Natación. Hay más seriedad y van saliendo mejor las cosas, aunque nos falta mucha elasticidad. Controlamos el medio, pero no la técnica, que es nuestra asignatura pendiente. Ilusión no nos falta.
Además de exhibiciones, ¿también competís?
Sí, la primera vez fue en Castellón en 2012. Fue un Campeonato que organizaba la Federación Valenciana, y aunque tuvo muy poca participación, aquello nos animó a seguir.
Fue la primera vez que actuamos en serio, con jueces que puntuaban, con la música sonando bajo el agua…
Después hemos estado en los Campeonatos Europeos de máster en Holanda en 2013, y el año pasado en los Campeonatos Europeos de Londres. Hemos aprendido muchísimo y la experiencia ha sido increíble.
¿Qué lugar alcanzásteis?
En Castellón primeras, pero hay que decir que de grupos solo estábamos nosotras. En Holanda participaban cinco equipos y quedamos las cuartas. Y en Londres sextas, de un total de doce. Allí había gente que había practicado sincronizada desde siempre, así que estamos más que satisfechas. Y nosotras lo que queremos es estar juntas y disfrutar con lo que hacemos.
¿Recordáis alguna anécdota?
En Eindhoven (Holanda) pagamos la novatada, porque no habíamos leído bien la normativa de que había que ir con un bañador negro y gorro… Habíamos llevado para la ocasión unos bañadores tuneados con cintas de colores muy bonitos, que tuvimos que descoser horas antes e ir corriendo a comprar gorros, ya que la idea era la de hacernos un moño.
¿Qué es lo que tienen en cuenta los jueces para puntuar las coreografías?
La competición se divide en dos partes: ejercicio técnico y ejercicio libre. En el técnico (con una duración de 2 minutos como máximo) tienen en cuenta la creación artística, la dificultad de los ejercicios y todo lo que es técnica por supuesto. Aquí hay que realizar una serie de elementos obligatorios. En el ejercicio libre (4,10 minutos como máximo) no hay ningún elemento obligatorio y aquí te cuenta absolutamente todo, hasta el maquillaje, la sonrisa y el bañador que lleves.
Las coreografías que interpretáis, ¿quién las elije?
En teoría debería ser la entrenadora… pero suele haber peleas (risas). Hacemos consenso, y hasta ahora hemos escogido canciones muy rockeras de Scorpions, Areta Franklin o un remix de temas de Queen.
¿Cuáles son vuestros objetivos?
Ahora estamos entrenando para participar en agosto de 2017 en el Mundial de Budapest. En esta categoría no te exigen nada para participar, simplemente realizar la inscripción. Y en ello estamos; nos repartimos las tareas entre todas y cada una se está encargando de una cosa.
Nuestra entrenadora también acudirá y participa en otra categoría, y una de las integrantes, que entrena a las chicas de Berriozar, participará también, así que a ver si nos traemos algo. Pero ante todo, nuestra meta es disfrutar con lo que hacemos y pasarlo bien.
¿Y hasta cuándo pensáis seguir?
¡Forever! Hasta que el cuerpo aguante.
En América es increíble ver en los Campeonatos de Máster a gente de 90 años que deja el taca taca junto al bordillo, se lanza al agua y realizan unos movimientos maravillosos. En el agua te sientes joven otra vez y vuelves a tu infancia.

Nuestra localidad ya cuenta con 2 equipos de niñas en sincronizada

En Berriozar ya se está formando una buena cantera en este deporte. El pasado año, Paula Castellanos, una de las compañeras de equipo de nuestras anteriores protagonistas, consiguió que 12 chicas de nuestra localidad se juntasen y formaran un equipo. Estas pequeñas, con edades comprendidas entre los 7 y los 12 años, están ya en su segundo año y entrenan los martes y los sábados.
Además, desde hace poco más de un mes, se ha formado otro grupo de iniciación que entrena los viernes por la tarde.
Como señala su entrenadora, la natación sincronizada es un deporte muy completo y entretenido “que combina la natación, resistencia, coordinación, flexibilidad y baile, además del disfrute de las niñas”.
El próximo 10 de diciembre estas pequeñas participarán en una concentración de clubes de Pamplona y el 16 de diciembre podremos ver al grupo de iniciación recientemente formado en nuestro pueblo en una exhibición que tendrá lugar en las piscinas de Berriozar y en la que también participarán Paula Castellanos, Rakel Elizalde e Irene Aldabe junto a su equipo de sincronizada del Anaitasuna. Merecerá la pena acercarse.

TEXTO: PAULA GREÑO • FOTOS: PATXI PITILLAS


Comments are closed.