no solo duelen los golpes

Berriozar,Educación,Igualdad,Mujer

NO SOLO DUELEN LOS GOLPES

12 Nov , 2018  

El pasado 4 de octubre, en el Auditorio de la Escuela de Música de Berriozar, Pamela Palenciano contó en dos sesiones, la primera dirigida al alumnado de 3º y 4º de la ESO y del Lantxotegui,  y la segunda abierta para todos los públicos, su propia historia. De esta manera, consiguió que casi 300 personas mantuvieran un silencio total y absoluto

Palenciano fue maltratada por su primer novio, aunque le costó darse cuenta de ello. Como muchas mujeres creía que la violencia era que un hombre te pegara una paliza cada dos por tres, cuando a ella le  había pasado en contadas ocasiones y creía que era porque ella misma lo había provocado. La primera psicóloga que visitó le preguntó si sabía que no solo los golpes duelen y esta frase le impactó y sintió que era verdad, que no lo asumía y que había sido víctima de violencia.

Le costó aprender que el amor de verdad no duele, y que un golpe físico, un moratón, al final se va, pero los  golpes en el alma, que no te cuiden o acepten, que te llamen exagerada, loca, ciertos tonos de voz, en los que con todo el cariño te dicen que eres una mierda, una inútil o un parásito, que te juzguen o que no te dejen tener tus propias opiniones eso tarda mucho más tiempo  en curarse.

NO SOLO DUELEN LOS GOLPES

Es la frase con la que Pamela entendió que había sido víctima de maltrato y es también el nombre del brutal monólogo que ha creado para prevenir sobre la violencia de género contando su propia vivencia.  Llama la atención la energía con la que Palenciano habla de una de las peores experiencias de su vida, porque asegura que la rabia inicial bien canalizada puede hacer cosas buenas. Con humor consigue que el público se dé cuenta de lo que está hablando, la escuchan divertidos, divirtiéndose hasta que en un momento dado se les congela la sonrisa porque les incomoda. Obliga al oyente a quien la escucha a revisar su propia historia. “Sino incomodamos , no cambiamos” explica Pamela.

Con un lenguaje coloquial, con jergas callejeras y palabras mal sonantes y con ejemplos de películas como Crepúsculo y Tres metros sobre el cielo, recorre institutos y demás espacios para concienciar que hay abrazos que pueden llegar a asfixiar y seguir sensibilizando en torno a los distintos tipos de violencias ya que las más extremas acaban en los asesinatos pero nos muestra otras más sutiles que son solo el comienzo de quizás un desenlace fatal.

SOCIEDAD Y POLÍTICA

Pamela nos quita la venda de los ojos y nos muestra como el origen de la violencia parte de un aprendizaje erróneo de la sociedad. “La violencia de género es un problema político,  que tiene su base en el sistema patriarcal. Es la  estructura de alguien, una persona que domina a otro otra, la persona fuerte sobre la débil. Pero no nos engañemos, la violencia está en todos los lados. El mundo está montado en desigualdades, separaciones y jerarquías de poderes en la que basamos nuestras relaciones. Es un montaje en el que unos tienen privilegios yo otros no: los hombres por encima de las mujeres, las personas blancas sobre otras razas, las personas ricas sobre los pobres…”, explica Palenciano.

EXPERIENCIA

Pamela fue maltratada y casi asesinada solo por ser mujer, por situarse en la parte inferior de la balanza. Su monólogo pone en jaque a todos y todas y remueve conciencias, nos sitúa frente a un espejo , porque nos hace reflexionar sobre  donde nos situamos en todas nuestras relaciones.

Todos y todas somos machistas, todos somos capitalistas, todos somos racistas, todos somos clasistas, ¿cómo nos podemos curar? Con un aprendizaje personal , una revolución propia, reconstruyéndonos,  y reconociendo en qué momento ejercemos nuestros privilegios. Todos y todas somos víctimas y victimari@s, el primer paso es asumirlo y después hay que hacer un gran trabajo diario interno y externo.

ÁREA DE IGUALDAD

La educación o reeducación cobra un papel muy importante en esta toma de conciencia dirigida a un mundo más equitativo, ya que los hombres y las mujeres, los las y los blancos y los negros, las y los ricos y los pobres somos diferentes , pero no desiguales. Esta profunda labor de prevención y asesoramiento y de Reeducación son los  objetivos que se trabajan desde el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Berriozar. Amaia Zalba Martínez, técnica de dicha Área es la responsable de traer a Pamela, pero señala que este hecho es puntual, ya que el  trabajo, la lucha contra las violencias y desigualdades está presente todo el año con diferentes acciones como las actividades realizadas en torno al 25 de noviembre, el 8 de marzo y otras,,a veces dirigidas a toda la ciudadanía, otras a puerta cerrada en colegios y otras para profesionales que trabajan de cara al público que se encargan de esa primera atención a las víctimas con objeto de trabajar la parte más humana y psicológica para que ese primer contacto sea exquisito. Zalba nos cuenta que ya en 2015 invitó a Palenciano y repite este año porque el contenido no ha cambiado y sigue siendo muy constructivo. Así mismo nos cuenta cómo al final de la charla grupos de chicas adolescentes se acercan a Pamela, sintiéndose identificadas y todas acaban llorando abrazadas. Zalba indica que tras el monólogo, sabiendo que ha movido muchas emociones y para poder darles respuesta, se han organizado un par de sesiones para dar a conocer el servicio de Asesoría Psicológica del Área de Igualdad, gratuito y abierto a cualquier público.

MAYOR CONCIENCIA

Amaia considera que ha habido avances impresionantes sobre todo en la conciencia y respuesta social. Aunque los datos no digan lo mismo, ni bajen las denuncias y los asesinatos,  si ve la gran evolución en las conciencias de los límites y del saber que es una relación sana. Ahora hay más denuncias, más repulsa contra la violencia. Hace 20 años veíamos normal ciertos hechos violentos , ahora ya no. Recuerda  que  hace años cuando mataron a Nagore un 7 julio se concentraron en Pamplona unas 500 personas, en cambio ahora una chica violada por 5 hombres llenó toda Pamplona y  resto del Estado manifestando su repulsa. Ve de manera muy positiva que los y las jóvenes desde edades tempranas empiecen a escuchar y tomar conciencia de todo esto, de este sistema patriarcal divisor del mundo en la parte de los privilegiados y de los que no los son tanto. Esto va a suponer que cuando tengan 30 años no estén del mismo modo que estamos ahora los que tenemos más edad.

“La evolución va lenta ya que no se cambia de un día para otro”, apunta Zalba. Es complicado acabar con miles de siglos de educación patriarcal, se trata más bien de hacer una transformación personal, si alguien te toca el corazón, te lo explica, se produce un “clic” que te hace cambiar.

Toca a cada uno y cada una de nosotros nosotras abrir bien los ojos para ver qué lugar ocupamos en el sistema y día a día ir equilibrando nuestras relaciones porque el amor es la  fuerza más grande que mueve al mundo y no duele todo lo contrario te hace crecer como persona.

Texto: Marian Baos (momufela) • Foto: Patxi Pitillas


Comments are closed.