Berriozar,Vecin@s,Vivienda

Palomas, motivo de preocupación

18 Oct , 2019  

De símbolos de la paz, a ratas del aire, son muchas las apreciaciones que las palomas generan en las personas. La tierna imagen de la persona mayor alimentando a estos animales en la plaza, o de niños y niñas divirtiéndose al correr tras ellas, ha chocado en los últimos años, al fastidio por la superpoblación de estas aves, con las consiguientes quejas vecinales por los múltiples inconvenientes que generan: problemas de salubridad y diferentes problemas de desperfectos en tejados y cubiertas, entre otros.

Por tal motivo, el control de la población de palomas es un asunto que preocupa y ocupa al Ayuntamiento de Berriozar, tratando de no vulnerar los derechos de los animales.

Y la realidad es que, si no se toman medidas, estas aves seguirán aumentando en número, debido a su facilidad para reproducirse, la falta de depredadores y su versatilidad para amoldarse a nuestras ciudades y pueblos, ya que obtienen sin dificultad todo lo que necesitan para vivir como es la comida y buenos lugares para hacer sus nidos.

Haciendo un análisis más exhaustivo de las causas que se esgrimen para tratar de controlar la superpoblación de estas aves, entre ellas se encuentran que son portadoras de enfermedades y pueden transmitirlas; que dañan la vegetación de jardines, plazas y parques; además, estropean y corroen con sus heces fachadas de edificios o chapas de coches; por otro lado, anidan en edificaciones ya que aprovechan cualquier recoveco para construir sus nidos. Cabe destacar que las construcciones antiguas son más propicias para estos fines, con sus numerosas ornamentaciones como ocurre con la iglesia de nuestro pueblo. Otra de las consecuencias de las palomas es que provocan ruidos molestos con sus aleteos y sus arrullos y que obturan ventilaciones.

EMPRESA CONTRATADA

Por todo ello, el Ayuntamiento ha contratado los servicios de la empresa tudelana Comertu control de aves. Hay que destacar que no se trata de una empresa de plagas, sino única y exclusivamente de control de aves, por lo que esto garantiza que sus trabajos llevan un estricto y riguroso control con número de autorización y de explotación. Un seguimiento detallado de elementos controlados y un certificado de entrega de aves a un centro autorizado.

SISTEMA DE TRABAJO

La prestación contratada con esta empresa con previsión de duración de un año se inicia con la realización de un estudio del municipio y un análisis de los puntos más conflictivos, como pueden ser en este caso la fábrica de piensos, el patio del colegio o la iglesia y lo atajan de la mejor manera posible. Empleando diferentes sistemas de captura y cebado selectivo, garantizan ir mermando el número de una manera efectiva y respetuosa. Para ello instalan unos puntos de recogida de estas especies en diferentes lugares del municipio, centrándose en edificios públicos y ocultos de la gente para que no surjan dificultades. Con este sistema las palomas que entran en estos puntos de recogida, ellas mismas hacen de cebo, consiguiendo capturar mayor número de especies. La empresa se las lleva a Tudela y allí permanecen alrededor de dos meses para por decirlo de alguna manera desprogramar de la memoria de estas aves su lugar de origen, en este caso Berriozar. Posteriormente, las reubican y trasladan a otros lugares para la repoblación de cotos o a los palomares de Castilla y León donde causen menos problemática.

El Ayuntamiento quiere dar a conocer a todos los vecinos y vecinas las medidas que se están llevando e informar que la misma empresa Comertu atenderá todas y cada una de las quejas para darles solución. Para ello las personas afectadas pueden contactar con la empresa a través del correo administración@comertu.com o contactando con Eduardo Burgaleta en el teléfono 664 715 725.

Texto: Marian Baos Ania (Momufela) · Fotos: Patxi Pitillas.


Comments are closed.