Berriozar,Deporte,Juventud,Vecin@s

UN TRIPLE CAMPEÓN

25 Mar , 2019  

Ibai Gracia Garijo comenzó su andadura como judoca en el Club de Judo de Berriozar, del que actualmente es entrenador, y con solo 21 años acapara un buen número de títulos y galardones. De hecho, es el primer luchador navarro en obtener medallas nacionales en tres deportes diferentes y todas en el mismo año.

En 2018 fue campeón absoluto de Sambo en Gijón, en los 68 kg, bronce absoluto de judo en Cáceres, en 73 kg y plata sub-23 en lucha grecorromana en Madrid, en los 67kg. Asimismo, participó en los europeos de Atenas y en los mundiales de Bucarest de Sambo.
Fue un año provechoso para Ibai, que obtuvo tres galardones internacionales en judo: el oro en el torneo Sankaku de Bérgamo, plata en el torneo Río de Brasil y bronce en el Internacional Ciudad de Barcelona. Además, ganó la Supercopa de España de Judo en Pamplona.
En este año 2019 también ha cosechado importantes victorias proclamándose campeón sub-23 de lucha grecorromana en San Agustín de Guadalix, con 72kg y subcampeón absoluto de España en Santiago de Compostela el pasado 2 de marzo, con lo que ya puede presumir de tener tres condecoraciones absolutas en tres deportes diferentes.
Tantos triunfos no impresionan a Ibai que asegura que para él lo importante es “disfrutar al máximo en cada entrenamiento”.

¿Cuándo te inicias en judo?
Con solo tres años, lo normal es empezar a los 6, pero mis padres me apuntaron a modo de experimento a ver si respondía bien.
Y vaya bien que lo hiciste…
Sí, con más edad cuando ya pude participar en campeonatos conseguí mi primera medalla nacional en Formentera en el Campeonato Nacional Infantil de Judo, en 2011.
Desde las categorías de infantil hasta absoluto Ibai conoce lo qué es subir al podio tanto en judo como en lucha y también ha participado en los mundiales juveniles de Miami y en los europeos sub-23 de Montenegro en judo. Compite en los nacionales por equipos con el Club Sotillo de Madrid dónde ya ha sido campeón de Liga en Juniors y fue tercero en la 1ª División Absoluta en 2018.
¿De dónde te viene esta pasión?
De familia, mi abuelo Mariano Gracia trasmitió este entusiasmo a sus cinco hijos y a sus nietos. A sus 85 años se encuentra en plena forma física, sigue practicando este deporte, sale a correr, andar en bici e incluso se anima a participar en la “quebrantahuesos”. Mi abuelo nos contaba que con 15 años se encontró un libro de jiu-jitsu en un rastro de Madrid y con un amigo que sabía algo de japonés, fue descifrándolo y aprendiendo hacer técnicas y llaves. La escasez de dinero despierta el ingenio y por eso, se construyó su propio tatami en su casa y entrenaba con chaquetas que cuando se rompían les daba la vuelta. Se sacó el título de monitor y cinturón negro y comenzó a dar clases y a ganar competiciones y llegó a ser entrenador nacional. Fue enseñando a mis tíos y a mi padre que también han sido campeones de España muchas veces.
Hablemos de tu familia.
Mi madre Mentxu es gimnasta, e incluso fue jueza internacional de gimnasia rítmica, ahora se dedica a la docencia deportiva. Mi padre Pedro es judoka y es mi principal instructor. Fue en el colegio Mendialdea de Berriozar donde mis hermanos y yo empezamos a entrenar judo con mi padre. Es muy bueno enseñando, ha formado a muchos campeones de España y ha llevado a gente a las Olimpiadas. Él también ha sido campeón de España en todas las categorías y campeón mundial de lucha sambo en 1979.
¿Y tus hermanos?
Mi hermana Nahia es bronce nacional en lucha y tuvo un reconocimiento deportivo del Ayuntamiento de Berriozar hace algunos años. Gorka, el pequeño, ha sido subcampeón nacional de judo infantil y campeón nacional cadete de lucha grecorromana.
¿Dónde entrenas?
En el Club Navarro de Lucha, en Anaitasuna, en el Club Natación y pertenezco al Centro de Tecnificación de Judo Navarro.
¿Quiénes son tus entrenadores?
El principal es mi padre, Pedro Gracia, pero tengo un gran equipo detrás apoyándome: Juan Azpíroz, del Club Natación y Javier Hernández, del Anaitasuna en judo; José Menéndez en lucha y Ahmed Panev en reglamento. Josu Arruza me arropa como psicólogo , Javier Rubio en el trabajo de fuerza e Idoia Iglesias como fisioterapeuta.
¿Cuáles son tus próximos objetivos?
A finales de marzo se celebra el Campeonato de España de Sambo, me encantaría quedar bien situado porque este año el Campeonato Europeo se celebra en Gijón y de ahí ya pasaría a los mundiales. En noviembre me gustaría participar en el Campeonato de Europa sub-23 de Judo y en la Copa Europea de Málaga en octubre. Además y como diversión y para probar, en abril o mayo quiero competir en el primer campeonato de España de lucha playa que se disputará por primera vez en Murcia. Es un deporte que está arrasando en Estados Unidos, se asemeja bastante al sumo.
Judo, sambo, grecorromana, lucha playa… ¿con cuál te quedas?
De momento lo voy compaginando todo, probando y divirtiéndome, pero soy consciente que si quiero sobresalir en algo tendré que decantarme por alguna especialidad. Lo que más me tira es el judo que es con lo que empecé y al que dedico más horas de entrenamiento.
¿Te ves en las olimpiadas de judo?
Bueno, lo veo complicado. El nivel de judo en España es altísimo y ha cambiado la normativa olímpica, te tienes que quedar entre los veinticinco primeros del mundo, antes solo tenías que clasificarte en Europa, pero nada es imposible.
Ibai compagina sus entrenamientos con las prácticas de agroforestal y posee el grado medio en la especialidad físico-deportiva. Además, es entrenador autonómico y colabora con su padre en el Club de Judo de Berriozar donde entrena al grupo de menor edad. ¿Qué enseñas a los y las niñas?
Que con esfuerzo se consigue todo, a ser personas trabajadoras y respetuosas, pero sobre todo busco que se diviertan.
¿Por qué les animas a practicar judo?
Porque es un deporte muy completo se trabaja la fuerza, la resistencia, la agilidad, y se forman valores importantes como la disciplina, el respeto y el autocontrol mental y físico.

Enhorabuena a Ibai y a esta saga de campeones, ojalá logres todos tus objetivos y que el “Camino” (JU) de la flexibilidad (DO), te siga dando victorias y grandes enseñanzas de vida.

Texto: Marian Baos Ania (Momufela) • Fotos: Iñaki Vergara Pérez


Comments are closed.