Berriozar,Comercios

50 años aprendiendo, recuperando, compartiendo y proponiendo

25 May , 2022  

El movimiento Emaús nació en noviembre de 1949 y fue fundado por Marie Joseph Henry Groues, más conocido como el Abbé Pierre o el Ángel de los pobres y el nombre Emaús corresponde a una localidad de Palestina. Actualmente, este movimiento reúne a más de 425 grupos en 41 países y sus prioridades son la acogida a las personas con más dificultades y la lucha por la dignidad y los derechos de la gente, los pueblos y la naturaleza.

En nuestra Comunidad Foral, Traperos de Emaús lleva ya 50 años desde que un grupo de voluntarios, inspirados por el movimiento creado en Francia, iniciaron en Pamplona en 1972 una campaña de recogida llamada “Danos lo que te sobra”. El resultado económico de aquellas recogidas se destinó a apoyar a las familias gitanas portuguesas que entonces vivían en chabolas en un solar en Barañáin.

Aquella acción fue una llamada a toda la sociedad de Pamplona y su comarca a contribuir a la construcción de viviendas dignas en el cerro de Santa Lucía, donde alojar a aquellas familias.

Por otro lado, y siguiendo el ejemplo de otros grupos Emaús y las luchas de Abbé Pierre, en 1978 se formó una Comunidad de acogida (Villa Simona, junto a Mendillorri), donde se concretó compartir la vida y el trabajo entre los primeros y las primeras compañeras que, aún viviendo en situaciones de precariedad, debatieron y arriesgaron parte de sus recursos en ayudar a otras personas o pueblos que se encontraban en peor situación.

Estos dos hitos son los que ayudan a comprender la razón de ser que les ha estado acompañando en estos 50 años de vida y de trabajo, y de esta manera han ido desarrollándose hasta el día de hoy, con casi 300 traperos y traperas de 34 nacionalidades diferentes cuyo principal fin es la acogida a personas con dificultades.

290 personas y 12.400 toneladas de residuos y materiales anuales

 

Traperos de Emaús Navarra es una entidad cuya actividad se centra en la recogida y tratamiento de residuos para su reutilización y reciclaje. En el colectivo trabajan actualmente 290 personas procedentes de 34 países diferentes, la mayoría de ellas con dificultades.  El 36% de estas personas son mujeres y el 64% son hombres, organizados en diferentes áreas y ámbitos relacionados e interconectados entre sí entre el Centro de Preparación para la Reutilización y el Reciclaje, la Recogida Domiciliaria, el Taller Arréglatelas Hemen Konpon Tailerra, la Comunidad de Belzunce, los Rastros de Berriozar, Burlada, Estella, Tudela y los tres de Pamplona.

Con la máxima “Vivir de nuestro trabajo” como norma central, Traperos Navarra practica la igualdad salarial y la jornada reducida. Su contabilidad refleja que la mayor parte de sus ingresos proceden de la prestación de servicios (53 %) y de la venta de objetos y materiales recuperados (38 %), mientras que las subvenciones significan el 7 % del total, en la línea de lograr la máxima autosuficiencia del proyecto. En el capítulo de gastos, el 75 % se destina a salarios.

Según la última Memoria anual, Traperos trató en 2021 12.400 toneladas de objetos y materiales de los que se han recuperado (reutilizacion+reciclaje) prácticamente el 82 %, más de un millón de kilos recuperados, a los que se les ha dado una nueva vida a través de sus tiendas.

Revisados y clasificados (textil, libros, mobiliario y objetos domésticos, aparatos eléctricos y electrónicos, papel, cartón, vidrio, plástico, pilas), la recuperación de los objetos posibilita que vuelvan a sus ciclos de utilidad, así como el ahorro de materias primas.

Texto: Paula Greño Floristán y Miguelon · Fotografías: Iñaki Vergara Pérez


Comments are closed.