ezkaba cuidados

Berriozar,Educación,Naturaleza

Cuidando el monte Ezkaba

10 Oct , 2016  

Muchas serán las personas que se hayan percatado de los trabajos forestales que se están llevando a cabo en Ezkaba, cerca del cementerio de Berriozar. Hemos querido conocer de primera mano qué es lo que están haciendo, las razones para ello y las labores de mantenimiento que necesita el pulmón verde de Berriozar, Ezkaba.


Mantener un monte “urbano” como Ezkaba no es sencillo y como todos los montes necesita cuidados y una buena gestión forestal para que ahora y en un futuro éste se mantenga en buenas condiciones. Con ese fin el Ayuntamiento de Berriozar pertenece a la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal, entidad que concede un sello de calidad que es revisado anualmente según las actuaciones que cada localidad realiza en sus montes. Tal y como explica el alcalde, Raúl Maiza, “el monte no solo es un rendimiento económico, el monte tiene que estar vivo y hay que darle vida. Dentro de las razones por las que estamos en este proyecto, es porque estamos preocupados por el cambio climático y también por el impacto de la huella carbónica. Ezkaba es el pulmón verde de Berriozar, y queremos y tenemos que conservarlo. No es solo una cuestión de los ayuntamientos, sino que todos y todas las vecinas de Berriozar tienen que hacer uso de Ezkaba y sus terrenos forestales de manera que su biodiversidad, productividad, capacidad de regeneramiento, su vitalidad y su capacidad de satisfacción actualmente y en el futuro tenga funciones ecológicas y sociales importantes en escala, sin ocasionar perjuicios”.
LABORES EN EZKABA
_vp_1199inakivergaraDentro de esas acciones, uno de los trabajos de mantenimiento que se están llevando a cabo desde principios de septiembre cerca del cementerio de Berriozar es una limpia de pinos. Patxi Unzue, concejal de Medio Ambiente, nos ha detallado en qué consiste el trabajo realizado: “estamos haciendo una entresaca de pinos, unos mil pinos, para recuperar el árbol autóctono que es el roble y la encina. Tenemos muchos ejemplares que están creciendo pero no pueden crecer porque no les entra luz. Entonces lo que estamos haciendo es tirar el pino que está enorme. Comenzamos la semana pasada y estarán durante un mes que es lo que les costará sacar toda la madera.”
Precisamente, uno de los encargados de supervisar esos trabajos de monte es José García-Falces, guarda forestal de la zona de Pamplona. Cree que es importante que en localidades más urbanas como Berriozar, se expliquen este tipo de actuaciones forestales a sus vecinos y vecinas, ya que es posible que la gente no conozca tan bien los trabajos que se pueden llevar a cabo en el monte y sus razones. “En Berriozar tenemos una repoblación artificial con especies que no son de aquí, en su día se plantaron pinos de Austria a modo experimental para ver qué crecimiento y producción tenían. Hoy en día, debido a la sensibilidad existente en Berriozar con este tema el ayuntamiento está tendiendo a que esa masa no autóctona se convierta en un bosque de frondosa, mayoritariamente de roble y carrasca.
ESPECIES AUTÓCTONAS
“El objetivo es disminuir la densidad del arbolado para que la frondosa que hay abajo, sin que nadie la haya plantado, crezca porque la tendencia de este monte es que haya esa especie. De esta manera el roble y la encina buscan la luz y nosotros únicamente les ayudamos para que tengan luz”, explica García-Falces. “No es bueno hacer una mata rasa porque conseguiríamos que la insolación fuera de repente y eso sería negativo, ahora está protegido del viento, del sol, etc.”.
Una de las consecuencias de que se hagan estos trabajos forestales es que las personas que habitualmente acuden a Ezkaba vean temporalmente afectadas las sendas por las que caminan. “Para hacer estas limpias, se emplean tractores forestales que debido a su peso producen daños tanto en pistas como en el terreno ya que en ocasiones tienen que crear las pistas para poder sacar la madera. A su vez, a la hora de caer un árbol, éste también genera pequeños desperfectos. Hay que pagar un pequeño canon para poder conseguir el objetivo final.”, comenta Jose. “Aun así, son daños insignificantes ya que las plantas aguantan eso y por otra parte, existen vías administrativas para arreglar los desperfectos en caminos y pistas.
VISIÓN A FUTURO
El pinar que se está quitando contará con cerca de 80 años. Según García-Falces, “lo que nosotros vemos, un arbolado de 80 años, es una microvisión de la flora de ese monte, es una foto de un instante de la historia de ese monte. Lo que hay q dibujar es un paisaje a futuro con bosque de frondosa con especies autóctonas, para conservarlo. A la hora de realizar estos trabajos, se tiene en cuenta la época de cría de las especies del lugar, así como que no haya humedad ya que puede deteriorar más los caminos”.
_vp_1103inakivergaraOtro punto de vista interesante sobre Ezkaba nos la ha dado Jose Manuel Goldarazena, Txato, vecino de Berriozar y usuario habitual de Ezkaba. “Suelo subir al año un montón de veces, un par de veces por semana fijo. Cuando paseas por la zona de Aizoain me da pena porque allí no se ha tocado el monte hace años y solo se puede pasar por los caminos. En Berriozar, en cambio, se ha hecho limpieza de monte y se ha sacado la madera que sobraba para que las plantas tengan espacio. Creo que en Berriozar nos podemos sentir orgullosos de cómo tenemos el monte: se han hecho caminos y mucha limpieza. No es una historia de ahora, Berriozar ha cuidado el monte siempre con mucho esmero, lo ha cuidado como parte del pueblo, de su ser. En otros sitios el monte está ahí, pero está abandonado.
Además del roble y la encina ya mencionadas anteriormente, José Manuel nos habla de otras especies que alberga el monte, como una veintena de pinos piñoneros cerca del pueblo viejo, con cuyos frutos más de un vecino del pueblo lo utiliza para hacer turrones. “Y luego tenemos una zona de encima del pueblo, la zona de la Esparceta donde hay unos cedros que tienen entre 80 y 100 años, acebos, quejigos, encinas, etc.
Goldaracena opina que los y las vecinas que pasean por Ezkaba valoran mucho el cuidado que se está haciendo del monte. “La pena es que el monte lo usa únicamente el 10% de la población, pero esto no quiere decir que no haya que cuidarlo. Lo que ha pasado es que Ezkaba antes era rústico, y ahora, por suerte o por desgracia, Ezkaba es un monte urbano en todos los sentidos: el pulmón de Iruña y eso hace que muchas veces haya que tratarlo como a un parque. Muestra de ello es que recientemente la Mancomunidad haya puesto papeleras en el monte. “Para mí es algo inconcebible que se pongan papeleras en el monte porque el montañero se lleva siempre la basura a casa. Pero en la medida que somos más los que utilizamos Ezkaba, hay que educar a la población, y hay que poner papeleras”.

EZKABA MENDIAREN MANTENTZE LANAK
Berriozarko bizilagun asko jabetuko ziren azken asteotan Ezkaba mendian burutzen ari diren lanez. Baso lan horiek zergatik eta zertarako egiten diren jakiteko Udalarekin eta basozainekin hitz egin nahi izan dugu. Raul Maiza alkateak azaldu digunez, “Berriozarko Udala Espainiako Baso-jasangarritasun elkartearen kide da. Erakunde honek kalitate zigilua ematen die udalei herri bakoitzeko mendietan urtean zehar egindako lanen ondorioz”. Egitasmo honen barruan egotearen arrazoiak bi direla dio Raulek, alde batetik, aldaketa klimatikoarengatik kezkatuta dagoelako Udala eta bestetik, karbono aztarnarengatik. “Ezkaba herriko birika berdea da eta zaindu behar eta nahi dugu”.
Baso lanen inguruan, Patxi Unzuerekin, Ingurumen zinegotzia, mintzatu gara. Hark azaldu digun moduan, “pinuak mozten gabiltza, guztira 1.000 bat pinu. Bertako zuhaitzak berreskuratu nahi ditugu, haritza eta artea. Horietako arbola asko hazten ari dira baina ez dute tokirik ez eta argirik ere.
Honez gain, Jose García-Falces basozainarekin hitz egin dugu, bera baita lan horiek gainbegiratzen dituenetako bat. Haren ustez, “oso garrantzitsua da hiritik hain gertu dauden Berriozar moduko herrietan mendian egiten diren lanak azaltzea. Izan ere, baliteke bizilagunek lan horiek zertan diren eta zergatik egiten diren ez jakitea. Berriozarren garai batean Austriatik ekarritako pinuak landatu ziren haien ekoizpena ikusteko. Gaur egun, ordea, Udalak bertako espeziak nahiago ditu, haritza eta karraskaren baso hostotsu batean bilakatzea lortu nahi du. Baso lan horiek egiteak ondorioak ditu eta zenbaitetan bideak hondatu egiten dira eta egurraren hondarrak ere gelditu ohi dira. Hala ere, Garcia-Falcesen ustez, “kalte horiek arinak dira eta ez die landareei kalte egiten.
Azkenik, Jose Manuel Goldaracena, Txatorekin, solastu gara bera baita mendira astean bitan joaten den pertsonetako bat. Haren esanetan, “Berriozarren harro egon beharko ginateke Ezkaba mendia zaintzeko egiten diren lanekin, bideak garbitu dira, espeziak babestu egiten dira, etab. Egunero mendian ibiltzen den jendeak asko esker- tzen du lan hori, baina tamalez, herritarron %10a bakarrik ibiltzen da Ezkabatik. Hala ere, horrek ez du esan nahi mendia zaindu behar ez dugunik”.

 

TEXTO: ITZIAR PEREZ • FOTOS: IÑAKI VERGARA


Comments are closed.