Berriozar,Cultura,Música

Dantza gaitezen hil arte, segundo disco de Modus Operandi

27 Abr , 2021  

Rubén Antón, vecino de Berriozar, es trompetista de la formación

A pesar de la incertidumbre, de la pandemia, de las decisiones desafortunadas de los y las gobernantes, la música no para, y menos mal. Un ejemplo lo tenemos en Modus Operandi, una banda con base de ska y abrazada a otros estilos musicales en su segundo disco, compuesto por diez canciones y editado por Baga Biga. La banda está formada por Josu Erbiti en la batería, coros y programaciones; Joseba San Sebastián, al bajo; Iñaki Ortiz de Villalba, letrista y cantante, Andoni García “Matxain”, a la guitarra; Diego Martínez en el trombón y coros, y nuestro vecino de Berriozar Rubén Antón con la trompeta y los coros. Para saber más cosas acerca de Modus Operandi, nos citamos con Rubén en el Rockaberri y esto fue lo que nos contó.

¿Cuánto tiempo lleva funcionando Modus Operandi?

La historia viene de antes, porque es un proyecto del cantante, Iñaki. Terminó en “Betagarri” y quería seguir con otro proyecto, ya tenía las canciones y fue llamando a gente. Había otro bajista inicial que no es el de ahora. Estuvo preguntando a gente de Gasteiz, porque él es de allí y no tenía banda formada. Nosotros estábamos activos con “Vendetta”, sin saber que íbamos a desaparecer ni nada. Y unos Sanfermines vino Iñaki a colaborar con nosotros, en el último bolo que hicimos con “Vendetta”. Después hicimos la farra padre, como es normal. Y a primeras, o a segundas, a o terceras horas de la mañana, en un ático en la calle Estafeta, nos comentó a mí y al anterior batería Enrikko a ver si queríamos formar parte del proyecto. Teníamos una relación muy buena con “Betagarri”, y por echar un cable y porque fuese para adelante, le dijimos que sí. Al año siguiente se decidió poner fin a “Vendetta”. En el tiempo se ha solapado el final de este grupo con el principio de “Modus Operandi” y salimos a finales de 2018. Antes de terminar “Vendetta” se celebró el primer concierto de “Modus Operandi”. Fue un año cojonudo  en el que hicimos alrededor de 42 conciertos y fue un verano genial. Después vino todo lo demás.

¿Qué estilo musical practicáis?

En el primer disco había mucho de ska, pero en el segundo se ha abierto bastante el abanico musical. La gente que ha entrado nueva ha ido aportando lo suyo y le ha dado otro aire a este espectro. En principio Iñaki nos manda las melodías, las ideas melódicas son suyas y ya luego hacemos la base armónica y el ritmo. Lo que la canción requiera. Y estamos contentísimos con este segundo disco, que ha sido grabado en el Drum Grove Estudio, de Josu Erbiti, quien ha sido el productor. Hay mucho ska, rock, punk, salsa, latino y algo de rap.

Sois músicos de distintas localidades, ¿cómo os organizáis para ensayar?

Buff, buena pregunta. Ahora estamos tres navarros y antes éramos minoría. Ensayamos en el local de Josu Erbiti. No tenemos problemas, pero hay que hacer unos pases de trabajo, que nos lo hace la oficina de Management Baga Biga. Los de la oficina han sido muy valientes y se han atrevido a editar este disco porque al lanzarlo, no sabes si vas a poder tocar o no. La incertidumbre está siendo brutal en todos los aspectos.

¿De qué van vuestras letras, qué queréis contar a la gente?

Iñaki es quien hace las letras. Sorprendentemente hay como cuatro canciones de amor, de distintas formas de amar hacia una persona, hacia la vida, hacia la soledad, a aprender a estar solo y del amor hacia otras muchas cosas. Hay una crítica hacia esa manera de la que nos han enseñado a amar la iglesia católica, y otra sobre la desobediencia hacia el sistema. Otra de las canciones la ha hecho “La Furia”,  Amor dulce y salado y la que da nombre al disco de bailar hasta morir (Dantza gaitezen hil arte). Otro de los temas (Bizi) está inspirado en gente que lo ha pasado mal, con depresiones, enfermedades… Otro de ellos esta inspirado en una persona que ya no está, un recuerdo hacia un amigo de Iñaki, y es Izarren azpian, con una letra más personal, abierta a toda la gente que nos falta. La música y los temas de armonías entre Andoni, Josu y Joseba; los arreglos de vientos, los que tocamos los instrumentos de viento, aunque Iñaki también tiene algunas ideas. Después, las ponemos en común y se van pasando filtros, que somos nosotros mismos.

¿Cómo gestasteis vuestro segundo disco en plena pandemia?

Por año natural nos tocaba sacar el disco cuando éste salió, en diciembre, para la Feria de Durango. Al pasar todo esto hubo muchísimas dudas por nuestra parte y por parte de la oficina. Era un fastidio salir con algo y luego no poder defenderlo en directo. Hubo un parón, un vacío de no saber pero la decisión que tomamos fue tirar hacia adelante como si fuese a salir a la calle, porque hay que estar preparado para ello. Fue duro trabajar en estas condiciones pero lo hicimos, con la valentía de la discográfica de sacarlo para la Feria de Durango. La fecha ha sido la misma pero el tránsito muy diferente.

¿Habéis grabado algún vídeo-clip?

This is the fiesta fue el primero que salió, el año pasado en plena pandemia, antes de comenzar a grabar el disco. El vídeo clip de Dantza gaitezen hil arte, que da titulo al disco, lo grabamos en  unas canteras de Bizkaia. Y Zure ondoan ha salido recientemente.

Rubén, ¿cómo te organizas para tocar en “Modus Operandi” y en “La Topadora”?

Otra buena pregunta. Mi idea era estar con “Vendetta” y “Modus Operandi”. Con sustitutos para la segunda de las formaciones porque siempre iba a coincidir con la otra. Con cuatro miembros de “Vendetta” hemos formado “La Topadora” y vamos un poco con esa misma línea. Si coinciden dos conciertos se buscan sustitutos para solventarlo. Yo daba clases en la Escuela de Música de Lakuntza y ahora imparto clases particulares. Tomé una de estas decisiones que tomas en tu vida, que es dedicarte a la música, a los grupos que tocaba de lleno. Me tiré a la piscina, dejé las clases y ahora no tengo otro tipo de trabajo más que éste. No me arrepiento de ello pero el tortazo está siendo grande, aunque lo llevo bien.

¿Cuántos conciertos habéis ofrecido durante la pandemia?

Con “Modus Operandi” en Bilbo (en la Sala Santana 27), en Lakuntza (en la Sala de Cultura), en Gasteiz (en la Sala Jimmy Jazz) y en Villava (Sala Totem). De momento no hay nada más. Con “La Topadora” hemos tocado también en la Totem de Villava y en la Sala Santana 27 de Bilbo.

Queremos agradecer a la gente que ha colaborado en este trabajo: A “La Furia”, a Moro (quien pone voz en Zure ondoan), a Jorgito (guitarra española en Dámelo), a Karmele Jaio (en Zurekin), a Gorka Pastor con el hammond, sintetizadores y piano y a Elena Tormo por el diseño.

Modus Operandi tiene su página en Facebook, con el mismo nombre de la banda. Y para contactar con ellos o contratarles, a través de www.baga-biga.eus.

Texto: Miguelon · Fotos: Iñaki Vergara Pérez


Comments are closed.