Berriozar,Vecin@s

¿Éste es el berriozar que queremos?

23 Feb , 2022  

Desde el Servicio de Limpieza municipal, llevan tiempo observando el incremento de desechos y basuras que son abandonados en la vía pública. Tal y como nos han comentado desde el propio servicio, puede que una de las razones sea la pandemia y los nuevos hábitos que la ciudadanía ha adquirido a raíz de ésta. Para conocer de cerca la problemática, nos hemos acercado al local del Servicio de Limpieza para que nos expliquen la situación. 

¿Cómo es la situación actual en torno a las basuras en Berriozar?

La verdad es que desde el servicio de limpieza estamos muy contentos con la gestión de las basuras que en general hacen los y las vecinas. Sin embargo, es cierto que en los últimos dos años hemos notado que debido a la pandemia han surgido nuevos fenómenos y esto ha hecho que la tendencia empeore ya que ha supuesto un aumento de basura. 

¿Cuáles son las razones de este cambio de tendencia?

Por un lado, creemos que hay un cambio de consumo, debido a la situación sanitaria consumimos mucho más en exteriores y eso genera más basura en la calle. Por otro lado, creemos que es bastante evidente que la gente en general ha vivido los últimos dos años con bastante enfado y frustración. Y aunque no es la mejor manera de solucionar ese enfado, creemos que una de las causas del deterioro de los materiales del pueblo como rotura de papeleras o pintado de bancos y mobiliario puede ser esa. 

Ante esta situación, ¿relacionáis estos actos con la juventud?

No, yo no pondría el foco en los jóvenes, creo que es más general. La verdad es que como he dicho estamos contentos con la actitud de la gente. Por ejemplo, uno de nuestros trabajos diarios es vaciar las papeleras del pueblo. Y en Berriozar tenemos que realizar el vaciado cada dos días porque si no, se llenan. Esto quiere decir que papeleras se utilizan y para nosotros es un buen termómetro. Pero también es cierto que una vez limpiada una calle, si pasas unas horas después, vuelves a ver papeles y desechos como guantes, plásticos, mascarillas, etc.

Otra de las consecuencias de la pandemia es que la gente compra más por internet. ¿Crees que esto cambio afecta al tema de las basuras?

No tanto el embalaje de los paquetes, pero sí hemos notado que la gente deja voluminosos cerca de los contenedores y eso es un problema. Por un lado, porque son materiales que pueden ser peligroso como cristales, puertas o ventanas. Y, por otro lado, porque es bastante nocivo para la salud. Por ello, nos gustaría recordar que el Ayuntamiento de Berriozar tiene un convenio con Traperos de Emaús, gracias al cual las personas o bien llaman al 948302898 o rellenan el formulario en la página web (https://www.emausnavarra.org/contacto.html) y ellos pasan a recoger los objetos voluminosos a la hora concertada. Creo que este servicio es mucho más cómodo que abandonar un sofá en medio de la calle. 

Supongo que las personas que no utilizan este servicio no es por desconocimiento, ¿verdad? 

No, no creo. En general la gente lo utiliza, pero está claro que es mucho más evidente una persona que ensucia que una persona que no lo hace. 

Los residuos de perros también son una fuente de quejas, ¿no?

Sí, los excrementos de los perros son muy visibles. Berriozar tiene entre 800 y 1000 perros empadronados, es decir, uno de cada diez habitantes tiene perro. Y basta con no recoger unos 20 excrementos para ir por la calle y pisar u olerlos. Solemos recibir bastantes quejas en relación con este tema, y no sólo por parte de los y las vecinas sino también de los propios compañeros. Y es que se quejan con toda la razón porque cada vez que las personas del servicio de jardinería vas a cortar hierba o van a plantar flores, muchas veces pisan las cacas o les salpican al pasar la maquinaria sobre ellas. Pero no es la tónica general, ya que al vaciar las papeleras que he comentado, el porcentaje más alto de la basura que encontramos es el de los excrementos de los perros, por lo tanto podemos decir que la mayoría de los excrementos se recogen, pero como algunos no lo hacen, pues es muy evidente.

Has mencionado el cambio de hábitos de consumo. ¿Los asociarías a un grupo de edad? 

No, cuando digo que se consume en el exterior me refiero a los cafés o latas que se toman en la calle. Alrededor de los bares especialmente se genera una gran cantidad de basura como vasos de café, de plástico, envases o cucharillas.

Otra de las tendencias es que los y las jóvenes hagan botellón. ¿Se genera mucha basura en Berriozar? 

Pues depende bastante del clima. En verano sí que notamos un aumento de basuras en espacios naturales de la localidad como en la chopera, en el parque Basoa, Ilargi o en el propio monte. Ahora, durante el invierno, se nota a veces algún fin de semana, pero sobre todo lo notamos en verano.  

 

 

Y de cara al verano, ¿qué esperáis desde el Servicio de Limpieza municipal?

El tema del botellón es una decisión política, que deben tomar las autoridades. Se ha prohibido beber en la calle y por lo tanto la gente va al monte. Y esto es un problema importante, ya que tirar plástico o cristal en el monte puede tener consecuencias graves como incendios, heridas además de lo peligroso que puede ser beber en el monte. De todas formas, esperamos que este verano se celebren las fiestas de Berriozar, lo que supondrá una gran carga de trabajo para el servicio de limpieza.

¿Qué cambios ha habido en el Servicio Municipal de Limpieza en los últimos años?

Hace unos 15 años se creó la empresa de limpieza pública por parte del Ayuntamiento. Ahí se notó un gran cambio cualitativo. Se creó una plantilla expresa de limpieza y se adquirieron dos máquinas grandes. El municipio ha crecido y en consecuencia el espacio público que tenemos que limpiar es más grande, por lo que tenemos mucho trabajo. Actualmente contamos con cinco personas y dos máquinas de limpieza. 

Volvamos a hablar de la destrucción o deterioro de mobiliario.

El problema es que hay cosas que no se pueden limpiar. Por ejemplo, antes hemos mencionado los excrementos de los perros, pero el mayor problema es la orina de los perros. Los excrementos se ven, pero no los orines.  Además del olor, el pis de los perros es muy abrasivo y estos animales son muy costumbristas, por lo que si un día mean en una farola, lo hará siempre en el mismo lugar. Esto ha generado grandes problemas, por ejemplo, con las farolas, ya que éstas se deterioran y corren el riesgo de caerse. En este sentido, recientemente hemos realizado un censo en las calles para conocer las que hay que reparar. Creo que en Berriozar vivimos en un lugar privilegiado, y si tienes perro, nos movemos un poco y tenemos parajes maravillosos para que hagan sus necesidades.

¿Cuánto cuesta reparar o limpiar una pintada?

Es difícil calcularlo, pero cuando hacen pintadas en las paredes es difícil eliminarlas. Las paredes son muy porosas y la pintura penetra hasta el fondo, lo que hace muy difícil su reparación. Cuanto más potente sea el producto de limpieza, más limpia pero también es más peligroso para la salud. Por eso ese tipo de productos no los utilizamos. Lo que se hace entonces es tapar, pero se hacen petachos y luego la gente se queja de que no quedan bien del todo.

¿Cuál es el periodo en el que más trabajo tenéis en el servicio de limpieza?

De septiembre a diciembre. En un año normal a finales de agosto son las fiestas de Berriozar, y a esto se le añade el verano más la caída de la hoja del otoño. Hay que quitar las hojas del suelo cuando se mojan para que la gente no se caiga y luego también es importante que las hojas no tapen las alcantarillas. Aun así, es algo natural y nosotros no entendemos las hojas como basura, pero mucha gente sí lo hace. Y eso la gente lo tiene que entender, en Berriozar estamos rodeados de naturaleza, casi en la mayoría de las calles hay árboles, pero eso tiene un peaje y todos debemos tener más paciencia.

¿Y la gente se queja al ver los voluminosos abandonados en la calle?

Algunos contenedores se encuentran bastante cerca de los portales, por lo que a veces molesta que en medio de la acera haya un voluminoso. Es curioso porque hemos detectado que el abandono de estas basuras se produce en muchas ocasiones los fines de semana, concretamente los días en los que no hay servicio de limpieza. 

Y, por otra parte, está el tema de la ropa. Algunas personas con buena voluntad, en lugar de tirar la ropa al contenedor, la dejan junto a los contenedores para que la persona que la necesite la coja. Pero eso es un error porque al final los perros manchan, rompen la bolsa y la mezclan, o los niños y niñas juegan con ella, etc. Es importante recordar que gracias a un acuerdo entre la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y Traperos de Emaús,  hay cuatro contenedores rosas en varios puntos de Berriozar. Concretamente se encuentran en la calle Etxaburua, frente a la biblioteca; en la calle Artekale, en la avenida Gipuzkoa y en la parte nueva en la calle Cañada Real de las Provincias.


Comments are closed.