Berriozar,Breves,Deporte

Maratón «A los 4 Vientos»

13 Ene , 2022  

La maratón A los 4 Vientos organizada por Beriozar Kirol Elkartea (BKE) congregó el pasado domingo 21 de noviembre a decenas de personas que recorrieron sumando zancadas un total de 42 kilómetros y 195 metros desde Orreaga (Norte), Nardúes (Este), Uitzi (Oeste) y Mañeru (Sur), para terminar en Berriozar, epicentro de un evento benéfico que va más allá del plano puramente deportivo. 

El esfuerzo físico  se unió al reclamo solidario para  recaudar fondos con los que comprar alimentos para el comedor social París 365 y, este año también, ropa deportiva para la Asociación Lantxotegi, que trabaja en la localidad en pos de la integración, formación, promoción personal y sociolaboral de jóvenes migrantes.

Es el segundo año consecutivo que Berriozar “localidad históricamente solidaria” acoge este evento, y desde el colectivo esperan marcarlo como una cita fija en el calendario.

En total, y aunque el año pasado  se consiguió casi una tonelada de alimentos, en esta ocasión fue algo menos: “Unos 600 kilos de comida y unas 200 prendas deportivas”, como explicaron desde la organización.

“Es algo menos que el año pasado pero los promotores están muy contentos por la gran acogida y colaboración de la gente y de numerosos comercios y entidades del pueblo”, explicaba Felipe Zarraluki, uno de los impulsores de este proyecto y que completó los 42 kilómetros desde Nardués.

En todos los recorridos, que salieron a las 9 de la mañana y llegaban a la meta en torno a la 1 del mediodía, se fueron uniendo acompañantes en algunos tramos, como los  miembros de la Escuela de Atletismo de Berriozar. Un buen número de aficionados esperaron la llegada de los participantes en la plaza junto al Ayuntamiento, aprovechando la buena mañana.

La jornada  estuvo animada por el locutor Xabier Gallo y el acompañamiento musical de los trikitilaris de Berriozar y de miembros de la fanfarre Muthiko Alaiak, y con hinchables para los mas pequeños.

El broche final a la mañana deportiva y festiva lo puso una paellada popular en las piscinas a la que acudieron unas 130 personas.

Además, los corredores fueron homenajeados con un aurresku de honor por su esfuerzo y solidaridad en el que también se recordó y se dedicó a Eneko Suescun Villanueva, niño de 11 años de la localidad, deportista y fallecido recientemente.

Vuela alto campeón, siempre en nuestros corazones.

Texto: Marian Baos Ania (Momufela) · Fotografía: Patxi Pitillas


Comments are closed.