Cultura,Música,Vecin@s

Martín Romero Lorente publica su segundo poemario «Con un cante en los dientes»

28 Sep , 2021  

Comenzamos el curso y es un placer de nuevo charlar con Martín Romero Lorente, cantante del grupo navarro Bocanada. Acaba de publicar su segundo Poemario “Con un cante en los dientes”, compuesto por 50 poemas y un pequeño disco con cinco canciones. Para saber más sobre él y su nueva obra, nos citamos en el K+DA y esto fue lo que nos contó:

¿Qué nos ofreces en tu segundo libro de poemas?

Se parece al primero, porque mi forma de escribir siempre digo que cuento lo mismo, al igual que sucede con las canciones con Bocanada. Yo creo que los libros van por etapas. El anterior tiene mucha más oscuridad que éste.  Este libro creo que es más optimista por decirlo de alguna manera. Siempre me he considerado optimista; lo que pasa es que la gente cuando lo lee dice que hago una oda a la soledad. Y en cierto modo puede que sea cierto, pero no lo hago para mal, sino para bien. A mi me influye satisfactoriamente, porque me gusta mucho la soledad y el monte, para escribir y para todo. Yo me voy de gira y esa es mi vida social. En este libro de poemas la palabra soledad aparece en muchos de ellos. No es que no quiera estar con la gente, pero sí es verdad que cada vez me he ido apartando más para encontrarme más a mi mismo y a mi familia. Lo que ofrezco es mí día a día, hablo mucho de montes, de animales y de mis sentimientos. He intentado plasmarlo todo en estos 50 poemas. Es mucho más fácil de leer que el anterior.

¿Qué o quién te ha inspirado en tu segunda obra poética?

Cuando escribí “La lengua de nadie” incluso en la solapa trasera afirmaba que posiblemente no iba a subir al ring de volver a hacer otro libro. Fui recopilando cosas y escribiendo. Mi mujer estuvo unos días en el hospital (nada grave) y en esos días que bajaba a echarme mis pitillos empezaron a ocurrir cosas, empecé a escribir, recopilé temas que ya tenía escritos y cuando ya llevaba cincuenta y pico me dije que podía sacar otro librito. Ya sé que no es el mejor tiempo, y no lo tenía planeado. Pero me di cuenta que la vida está para hacer cosas y los conciertos estaban parados por la pandemia. Creía que era un buen momento para sentirme más vivo de lo que me siento todavía. Y creo que hacer algo como escribir, más el aliciente que tiene un disco de cinco canciones. Quería que la gente viera que sigo estando aquí y que se pueden ir haciendo cositas. No me he muerto, ni yo ni los Bocanada.

¿A qué huele este libro?

Como digo yo, este libro huele a lluvia, a barro, a sangre, huele a mi propia libertad. Lo he dicho otras veces en canciones. Nadie es libre de nada en realidad, siempre estamos atados a todo, al trabajo en general. Pero yo creo que la rienda de cada uno se la pone lo larga que él quiera. Tú puedes estar atado, pero tu cuerda puede ser lo larga que quieras. Huele a la libertad que yo me he buscado o intento buscarme. Intentar alejarme de los yugos que te agarran para hacer cosas. Pero llegan momentos en los que te los puedes quitar y hacer cosas interesantes. Respirar el aire que tú quieres y vivir realmente como tú quieras. Huele a lo que yo he querido hacer y a lo que quiero hacer. A lo que buscaba y a lo que he encontrado. Mi cuerda me la hago lo larga que yo quiero, hasta donde me dejen.

El libro va acompañado de un disco acústico con cinco canciones, ¿cómo te dio por ahí?

El título es un juego de palabras que quería mezclar y le di la vuelta. Quería venir a decir que con la música, con mis canciones, con todo lo que había conseguido ya me podía dar más que satisfecho. Y por qué no darle una vuelta más al título y acompañarlo con un disco con voz y guitarra. Llamé a mi compadre Jorgito “Bueno Trullenque” y antes de comentarla nada me decía que sí a todo. Nos metimos durante una semana en un local de R-5 e hicimos las cinco canciones. Y en una mañana lo grabamos con Iñaki Llarena y Leyre Aranguren en los Estudios Aberin.

¿Qué es más difícil para ti, escribir poemas o letras para cantar en un disco de Rock and Roll?

Es más difícil escribir canciones. Yo le pongo el límite a un poema. Sé cuándo empiezo y cuándo acabo. En mis poemas no busco las rimas, busco la historia. Y la historia la empiezo y la termino cuando yo quiero. Una canción tiene una estrofa, puede tener un estribillo, tiene un final, tengo que rimar las frases y seguir una estructura. La cual quiero contar algo en este espacio de tiempo, que sea algo elocuente y algo que puedas transmitir. Con los poemas tengo un campo más amplio para escribir e hilarlo como yo quiera y sin ninguna pauta para seguir.

¿Tienes ganas de volver a los escenarios con Bocanada?

Bocanada para mi significa muchísimo, como mi mujer y mi hijo es una de las cosas más importantes de mi vida. Son las alas y el corazón con el motor que hace que los días de mi vida lleven una pauta.

Volveremos a los escenarios, lo estamos deseando. A pisotearlos, a cantar, a dar brincos, a saltar y a demostrar lo que sabemos hacer que es rock and roll puro.

Después de este poemario, ¿habrá un tercero?

Si volveré a escribir otro Poemario no lo sé, pero lo que te puedo decir es que no me hacen falta pandemias para escribir. Y voy a seguir haciendo canciones y cantando. Y ahora, una razón pequeñita que pesa tres kilos y medio y se llama Aran me ha dado más fuerzas de las que ya tenía junto con mi mujer.

Martín, ¿dónde se puede conseguir el libro?

En Berriozar en el Café Bar K+DA y en Iruña en el Mesón de La Nabarreria. A través de las redes sociales como Instagram en @martin-romero-libro. Y en Facebook en Martin Romero-Con un cante en los dientes.

Texto: Miguelón · Fotografía: Iñaki Vergara


Comments are closed.