Berriozar,Cultura,Vecin@s

Raúl Pariente, el genio de manos prodigiosas

21 Mar , 2022  

Raúl Pariente, vecino de Berriozar y, como él mismo recalca, del  “Zortziko”, fue otro de los participantes en la feria de artesanía  celebrada en septiembre del pasado año en nuestra localidad

Raúl es muy conocido en nuestro pueblo como el tallador de madera, ya que desde siempre ha trabajado este material y ya desde temprana edad participó en exposiciones, entre ellas en la Casa de Cultura e incluso el escudo de Berriozar del Salón de Plenos del Ayuntamiento es obra suya.

Es difícil definir exactamente a qué se dedica: tallas de madera, artesano y reparador de todo tipo de instrumentos musicales tradicionales. Por resumir, Raúl es creador de lo que la gente le pida, inventor, investigador… consiguiendo sus resultados a base de prueba y error y formado de manera autodidacta.

Al hablar con él para llevar a cabo la redacción de esta entrevista, me ha recordado en cierta manera a un mago e incluso al genio de la lámpara, ya que todo lo que pidas se hará realidad.  Porque como él mismo nos explica, le solicitan todo tipo de propuestas y aunque se salga de su trabajo habitual y no tenga que ver con instrumentos musicales, todo el mundo se acaba llevando lo que quiere.

Raúl, ¿desde cuándo te dedicas a la artesanía?

Desde los 15 años, cuando pertenecía al grupo de danzas de Berriozar, comencé a hacer el material para el grupo. No había mucha gente que se dedicara a esto y poco a poco, con el boca a boca, empecé a hacer para todo el que me lo pedía.

¿Viene de tradición familiar?

Mi padre trabajaba en una fábrica pero teníamos una bajera acondicionada casi como un taller donde él “cacharreaba”, arreglaba muebles y esas cosas y probablemente al verle practicar y probar fui cogiendo esa habilidad desde pequeño.

¿Te dedicas en exclusiva a la artesanía?

Ahora sí, pero antes solo lo hacía en mis ratos libres. Trabajaba dando clases de electricidad para personas que trabajaban y también para las desempleadas, pero la entidad para la que trabajaba cerró y tenía dos opciones: o buscar un trabajo similar al que venía desempeñando o apostar fuerte por la artesanía. Tenía un nivel de trabajo ya importante y decidí dedicarme a ello profesionalmente y a tiempo completo, y aunque al principio cuesta hacerse un poco de hueco luego ya es todo más sencillo.

Fabricas por propuestas, cuéntanos algunas de esas peticiones.

Entre otras cosas, me propusieron hacer tambores para txistus y me costó dos años que me saliera y sonara adecuadamente.

Hay que tener en cuenta que yo he aprendido de manera autodidacta, nadie me ha enseñado, he ido aprendiendo a base de prueba y error.

También me propusieron hacer estuches para guardar los txixtus y lo mismo: a base de prueba y error conseguí crear estuches de calidad única hechos a medida, rígidos, que no pesaran, con unas características muy específicas, ajustado perfectamente al instrumento y de este modo aunque le des la vuelta no se cae.

Otra propuesta me llegó de una fábrica de guitarras y txistus de Zarautz, “Enrique Keller”. Al principio me propusieron participar en el proceso de fabricar txistus pero a los tres o cuatro años se quitaron el proceso de producción y se quedaron sólo con la venta. A mí se me propuso quedarme con las máquinas y así de este modo fabrico txistus para la marca Kellery para mi propia marca Ezpela.

Como dato, Garikoitz Mendizabal, uno de los mejores txistularis, utiliza txistus hechos por mi.

Ezpela es el nombre de tu marca. ¿Qué significa?

Sí, es mi marca registrada. Significa boj en euskera, que es un arbusto con el que empecé a trabajar. Antes hacía todas las obras torneadas siempre en boj y por eso me pusieron ese nombre.

Háblanos de otras propuestas que te hayan surgido

Me pidieron que hiciera una serie de tambores especiales, Aiko Drums, que pretendían dentro de la música tradicional mejorar todo lo posible tanto la ergonomía como la afinación.

Los presentamos hace unos cuatro años en prensa en el Museo de Bilbao y nuestra caja la toca la BOS (la Orquesta Sinfónica de Bilbao).

Dentro de esta serie Aiko Drums fabrico tambores de fibra de carbono, material que usan los coches de Fórmula 1, siendo muy ligeros, 10 veces más duros que el acero y sobre todo inalterable a cambios de temperatura en un rango de -50 a 160 grados, por lo que su afinación es más estable.

Haciendo un recorrido por su taller se observan todo tipo de instrumentos; ttun-ttun, (llamado históricamente tambor de cuerdas), gaitas navarras o  panderetas, y es que se dedica a todo tipo de instrumentos tradicionales así como a la reparación de todo aquello que le pidan, como es el caso de una caja llegada desde Valencia que data de 1950 para restaurar, y como él mismo nos cuenta, “si no se encuentran las piezas, las fabrico”.

Además de construir y reparar todo tipo de instrumentos musicales Raúl ha participado en la película “La noche de los doce años” de Antonio Latorre como atrecista de avance y de rodaje y ha fabricado muñecos hiperrealistas, entre otros nuestro actual Txolin del pueblo.

Se nota su pasión por la creación y la innovación porque se atreve con todo lo que le pidan.

¿Qué tal la experiencia en la feria de Berriozar?

Muy agusto, porque es una excusa para estar con la gente de mi pueblo. No suelo acudir a este tipo de ferias y solo participo en algunas muy señaladas y que tengan que ver con el folklore y con instrumentos musicales. Estar en la feria de Berriozar es casi una obligación por ser mi lugar de nacimiento y aunque no pretenda fines comerciales, por lo menos que mis vecinas y vecinos conozcan de cerca mi profesión es gratificante.

¿Dónde se localiza tu taller?

En la calle Zortziko número 3.

¿Y tienes afluencia de público?

Sí, hay un ir y venir de gente, ya que hay que tener en cuenta que dentro del mundo regional y del folklore somos muy pocos y nos conocemos todos, llevo unos treinta y cuatro años y ya me conoce mucha gente. Vienen, prueban el producto y lo transmiten, el boca a boca es la mejor publicidad y con ello mi clientela siempre consigue lo que necesita.

Además de visitar su taller podemos encontrar toda la información en www.ezpela.com y en las redes sociales de Instagram y Facebook, donde veremos el amplio catálogo de instrumentos y descubriremos todo lo que este genio fabrica.

Texto: Marian Baos Ania (momufela) · Fotografías: Iñaki Vergara Pérez


Comments are closed.