Berriozar,Deporte,Juventud

UNA ESTRELLA EN CASA

27 Abr , 2021  

De todos es sabido que Berriozar es un pueblo destacado en diferentes ámbitos como el cultural, artístico, deportivo…

Son muchas las alegrías y los logros que vecinos, vecinas y equipos de nuestra localidad han conseguido en diferentes modalidades.

Un ejemplo de ello es nuestro vecino Ismael López Blanco (29/01/1990), jugador de fútbol profesional con una magnífica trayectoria, codeándose con los mejores equipos del mundo del balompié.

¿Cuándo comenzaste a jugar y de dónde te viene tu afición por el fútbol ?

No lo recuerdo con exactitud porque era muy pequeño, tanto que diría que desde siempre.

Empecé a jugar en el colegio San Agustín de Pamplona, con 5 años. Aunque se solía jugar con 6, al comenzar la Educación Primaria el colegio me permitió apuntarme un año antes y así jugué con los chicos de un curso superior al mío.

¿Cuál ha sido tu trayectoria deportiva?

Desde los 10 a los 15 años, en las categorías inferiores del Club Atlético Osasuna y de los 15 a los 20, en las categorías inferiores y el segundo equipo del Athletic Club de Bilbao.

Después jugué en el Zargoza (temporada 2010-2011), en el Lugo (2011-2012), en el Athletic de Bilbao (2012-2013), en el Sporting de Gijón (2013-2018), en el Omonia, de Chipre (2018-2019), en el Tenerife (2019-2020), en el Dinamo de Bucarest, de Rumanía (2020-2021) y en la actualidad, en el Racing de Santander.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos practicando este deporte? ¿Algún partido que recuerdes de manera especial?

Los hay muy diferentes. Guardo muy buenos recuerdos de mi primera etapa jugando con mis amigos de siempre, antes de salir de Pamplona.

Después, en la etapa formativa, la Eurocopa y el Mundial sub17 con la Selección Española, donde conseguimos quedar campeones y subcampeones respectivamente fueron momentos muy bonitos. Ya en el mundo profesional, me quedo con los ascensos conseguidos en Lugo y Gijón y la permanencia en Primera División con el Sporting, puesto que además fueron temporadas en las que jugué prácticamente todo siendo una pieza muy importante en esos logros.

En cuanto a los partidos más especiales… creo que, si me tuviese que quedar solo con tres, serían el día de mi debut en Primera División, en San Mamés, contra el Real Betis, por ser el día en que se cumplía uno de mis sueños que era debutar en esa categoría; el partido del ascenso a Primera División con el Sporting, en el Benito Villamarín, que ganamos 0-3 y conseguí marcar uno de los goles; y un partido Sporting – Sevilla en El Molinón, en el que nos jugábamos la salvación en Primera y ganamos 2-1, marcando ese segundo gol en el descuento del partido y dando con esa victoria un paso muy importante para poder conseguir el objetivo.

¿Cuáles son los rivales más difíciles a los que te has enfrentado?

Colectivamente creo que el equipo más difícil al que me he enfrentado es el Fútbol Club Barcelona de Luis Enrique como entrenador.

Y en cuanto a jugadores… muchos. La verdad que, una vez que alcanzas la élite, prácticamente cada fin de semana te enfrentas a elegidos y siempre es difícil. Si tuviese que destacar a algunos, nombraría a Messi, Neymar, Cristiano Ronaldo, Bale, Joao Cancelo, Sarabia, en cuanto a desequilibrio. Y Modric, Busquets y Bruno Soriano, en cuanto a gobernar un partido.

¿Cual es tu equipo o equipos favoritos?

El Club Atlético Osasuna, el Fútbol Club Barcelona y el Real Sporting de Gijón.

También al Athletic de Bilbao y al Lugo les tengo un cariño especial, les sigo y me gusta verles ganar.

Además de fútbol, ¿te gusta o practicas algún otro deporte?

Me gusta mucho practicar deporte en general y siempre lo he hecho. De pequeño hacía kárate en el gimnasio familiar a la vez que jugaba al fútbol en el colegio. Pero también salía mucho con la bicicleta e iba al frontón a jugar a pelota. Siempre he tenido el deporte muy presente en mi vida. Me encanta salir a correr cuando tengo días libres, ir al gimnasio, y si lo puedo compartir con mi familia o mis amigos mejor todavía. Ahora últimamente me ha dado por el pádel, pero de momento el nivel solo me da para pasar un buen rato.

Cuando dejes de jugar profesionalmente, ¿a qué te gustaría dedicarte?

No lo tengo claro todavía. He intentado formarme en varias disciplinas que me gustaban para poder elegir llegado el momento. Soy graduado en Magisterio de Educación Primaria y Educación Física, pero también tengo todos los niveles acabados del curso de Entrenador de Fútbol y creo que entre esas dos opciones estará mi futuro.

Como he comentado antes, el fútbol siempre ha sido mi pasión y si tuviese la suerte de poder seguir ligado a él en cualquier tipo de función, me encantaría, pero sí que es cierto que priorizaría el estar cerca de casa, pese a estar en categorías más humildes, a continuar en la élite estando lejos de ella. Ya ha sido mucho tiempo el que he permanecido lejos de la familia y los amigos en esta etapa como jugador.

¿Qué les dirías a los jóvenes que juegan en los equipos de Berriozar y sueñan con llegar tan lejos como tú?

Les animaría a que lo intentasen, claro. Dicen que es muy difícil, y además se puede ver en la cantidad de gente que lo intenta y no lo consigue, pero como pueden ver en otros ejemplos no es imposible. También es verdad que requiere de muchos sacrificios, puesto que es algo que persigue muchísima gente, y hay que estar preparado para ello (cuidarse y elegir una vida sana, dejar de hacer planes puntualmente con tus amigos, en ocasiones separarse de ellos y de la familia, etc.). Pero si tienen la ambición y la constancia necesaria, se puede conseguir.

Eso sí, sin dejar de lado la formación. Se puede compaginar totalmente, aunque cueste. Creo que hasta edad juvenil deben ser prioritarios los estudios, al menos hasta que se alcancen los títulos básicos (incluyendo en mi opinión Bachillerato).

Con estos sabios consejos que nos brinda Ismael, le despedimos con gran admiración por ser un ejemplo viviente de que con “fuerza de voluntad y constancia todo se puede lograr”.

Texto: Marian Baos Ania (Momufela)


Comments are closed.